HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

AQUI LES OFRESCO UNA CRÓNICA "DELICIOSA"  DE UN VIAJE A CUBA DE LOS AMIGOS ARGENTINOS  ELADIO GONZALES "TOTO" Y SU ESPOSA IRENE  PERPIÑAL 

DÓS GRANDES AMIGOS DE CUBA - FUNDADORES Y GESTORES DEL MUSEU CHE GUEVARA Y DE LA ESCUELA "CHAU BLOQUEO" - Y QUE HACE UNA DÉCADA TUVE LA ALEGRIA DE CONOCER PERSONALMENTE EN LE BARRIO "CABALLITO" EN LA BELLA BUENOS AIRES.

HAGAN TODOS UN BUEN VIAJE CON ESTA LECTURA "DELICIOSA" (SABUROSA)

Aline Castro

         

                    28 de diciembre Dejo una Argentina con noticias de una Iglesia invadida, sus muebles destruídos, imágenes religiosas manchadas.  Jóvenes asesinados a golpes por custodios de local bailable. 

Otros asesinados a golpes tiros o puñaladas, por otros jóvenes que van a bailar y “divertirse”.  Saqueos a locales de cualquier tamaño, robos a escuelitas, ó a locales comerciales. 

Competencias deportivas que se juegan sin público,  con tribunas vacías (orden oficial) por temor a tragedias.  Policías heridos ó muertos, por disparos ó piedras de manifestantes.  Manifestantes heridos ó muertos, por disparos de policías.  Hinchas de futbol asesinados por hinchas de otro equipo o del mismo, (pugnan por el territorio de la venta de droga dentro del estadio).    Irene y yo volamos hacia Cuba y empezaremos el 2014 allí.

Aterrizamos en La Habana donde en el aeropuerto  exhibo orgulloso los 5 rostros de los héroes, mis hermanos cubanos presos en EEUU, a todo color  y en buen tamaño, pidiendo su libertad.  Solo un par de horas allí que aprovechamos para confirmar la calidad  humana de Luis Matos Hernández y su esposa  (tiene altarcito dedicado a Hugo Chávez Frías) los 3 balcones sobre calle  Empedrado en Habana Vieja, reclaman con grandes cintas amarillas la libertad de los 5 héroes y esa vivienda es Comando Defensa de la Revolución. (C.D.R.) Luis coincidió con Albertico (hijo del doctor argentino Alberto Granado amigo del Che) en Sao Tomé Príncipe ambos educando a ese pueblo.  De allí hasta lo de Blanca Mercedes Mesa, integrante de las mujeres martianas, bibliotecaria y mujer cubana clave para nuestra Escuela de Solidaridad con Cuba “Chaubloqueo”, que acompañó e hizo crecer durante 20 años desde La Habana, nos saluda su sobrino ex combatiente voluntario en Angola.  Partimos hacia Camagüey donde Francisco López Dominguez (ex Delegado provincial del I.C.A.P Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos) nos da su siempre amorosa bienvenida.  De su mano nos asombramos con el cambio que el Intendente de la ciudad logró en la misma.  Parece otra, remozada, reparada, pintada, con mejoras impensables en otro tiempo. Un gran parque acuático terminando de construirse, botes, natación, restaurantes, bares y solaz para la población.  Los cubanos no podían aguardar y ya mas de cien se zambullían en este “invierno” cubano.  Faltaban días para que cumplieran 500 años y todo era un febril ajetreo con calles cortadas, obreros, grúas y camiones por todos lados.   Paco con su tanque ruso (auto Volga), no para, va y viene y vuelve a llevar, traer, presentar, acercar, ayudar y el ruido de los neumáticos del Volga alerta a decenas de vecinos en su camino a tareas que le saludan a los gritos cariñosos y el contesta feliz de esa cosecha de amor fraternal, que su dedicación de sol a sol le hizo ganar entre sus conciudadanos y entre todos los pueblos del mundo.  La unción que Paco pone en cada actividad que hizo, hace ó planea hacer tiene el misterio de un Cuento de Hadas que con un hilo de oro tejen lo íntimo y esencial entre pueblos fabricando un cuerpo multinacional que tiene alma, espíritu y revolución cubana.  Por las calles conté de dos a 3 enormes chanchos girando en improvisados asadores para la cena  de fin de año en la que probé huevas de lisa y camarones y a las 12 p.m. ví a mi anfitriona Angela dar el baldazo a la calle en el 2014  (es como arrojar a la calle todo lo malo para recibir lo bueno que llegue con el nuevo año. Sin petardos, ni cañitas voladoras ni los inteligentes tiros al aire que hacen los argentinos en mi tierra (balas perdidas que matan personas desprevenidas).  Los camagueyanos por miles en la calle principal  SAQUEABAN  (pagando en C.U.C.) las abarrotadas tiendas en las que se paga en divisa.  Se me hizo difícil distinguir a turistas de cubanos que visten como duques, en cambio los extranjeros daban pena, yo entre ellos. Los cubanos hablan con sus celulares por todos lados. El hogar de Carmen la Cubiteña nos aguardaba con la Bandera Argentina desplegada y 9 vecinos talleristas, hacen muñecas que reparten en hospitales, casas de niños sin amparo filial y otras.  Su bella hija nos deleitó con canto e interpretación al piano de “Damisela encantadora” , aproveché para bailar con Irene. Un joven matrimonio con 2 hijos, la esposa Taimí Herrera es locutora, abre su cartera y extrae una carta que le escribí en 1994 cuando tenía 14 años (como tiene su hija ahora). ¡ Que emoción conocer sin esperarlo a una de mis corresponsales cubanas, que hermoso fue ! Me muestra la estampita religiosa que le envié porque ella cantaba en el coro de la iglesia. Me obsequian una artesanía realizada por ellos. Al día siguiente el encuentro es en la Casa Museo de la muñeca en el centro de la ciudad, el edificio bajo en su ochava posee una gran escultura en relieve de Nicolás Guillén, poeta nacional cubano. Alli son 20 los que se han reunido para agasajarnos. Son parte de los vecinos que colaboraron cosiendo partes, pies, piernas, manos, brazos etc. de la Muñeca negra “Leonor” (del cuento de José Martí), más grande del mundo, que hace un año levantaron con una grúa aspirando al Premio Guinnes. Es tan alta como el edificio de la Plaza de Camaguey.  Ruego que el intendente ayude a que Carmen Soto la muñequera maravillosa logre que la casona Museo de la muñeca, sea restaurada para que turistas y ciudadanos disfruten del estímulo revolucionario que Carmen y sus muñecas producen a todo ser humano. Porque como dice ella y apruebo yo el juguete es político, los niños imaginan presente y futuro cuando mueven en sus manos un muñeco.  Yo agrego… que sea uno de Elpidio Valdez y NO “el hombre Araña”.  Recuerdo 1994 y el taller que dirigía en Sierra de Cubitas Carmen donde las vecinas y ella cosían con máquinas de coser donadas por argentinos de Chaubloqueo y telas unos preciosos bloomers (bombachas) para las niñas, en el peor momento del Período Especial, el elástico para que no se cayeran las prendas lo cortaba en tiras de una cámara de carro (automóvil) un vecino negro con su cuchillo.  Paco me llevó solo sin Irene a visitar la UBPC “Argentina”,  unidad de producción campesina y los quince compañeros que me recibieron soportaron mi verborragia y subtitulados cubanos que los sorprendieron “comemierda”, tarrú, etc. Vimos y abrazamos a nuestra hermana querida Barbara Suárez Avalos periodista que motorizó la fraternidad entre Argentina y su Cuba, ayudando al Chaubloqueo desde Radio Agramonte.  210 diez años de la Revolución Haitiana la celebramos en el ICAP, 55 negros comiendo, un Chef cocinero blanco cubano, Irene y yo con Paquito que ya sin la dirección de esa casa hogar mundial de la amistad está sufriendo. Los adolescentes se globalizaron y parecen jutías, con el pelo cortado al ras en toda la circunferencia del globo terrestre (si su cabeza fuera el mundo) y sobre el Polo Norte un nido de pájaros o en el peor de los casos un estallido de cabellos erizados como los de un puercoespín.   Las pitusas (jeanes) con arabescos dorados en las nalgas  son una invasión y los usan sin ninguna verguenza hasta cubanos de 40 años.  Cada casa, ó balcón de planta baja, ó corredor es un minikiosco donde ofrecen turrones de maní casero, refrescos, pedales de bicicleta, juguetes de plástico, caminando esquivo triciclos con caja vidriada repleta de confituras, pan, tortitas y otras delicias, a mas de carros voluminosos con todos los tipos de verduras, hortalizas y frutos imaginables.  Existen atractivos mercados al estilo ferias de los años 50, pero la gente que no quiere caminar compra en la puerta de su propia casa.  Sin siquiera bajar del 3er. piso, sueltan una bolsa sujeta con una soga con dinero, el frutero carga la bolsa que sube luego a los tirones hasta el balcón del comprador. Como un delivery capitalista. Al sol encontré mesas en la calle con 4 jugadores de dominó  (pensé… trabajan de noche), y por la noche cuando bajo una lamparita en plena calle vi a otros 4 jugando dominó sobre una mesa deduje sabiamente (… trabajan de día).  Esta fotografía se repite en cada barrio o “reparto” como le llaman ellos.  Uno sortea grupos de adolescentes jugando con pelota en las calles, día, tarde y noche.  Bicicletas y bicitaxis por todos lados.  Motos (taxi) que te llevan a vos solo donde quieras y te prestan un casco.

Paramos en lo de Carola casa que aloja turistas, su madre meciéndose en una hamaca frente al plasma TV, dos italianos ocupaban otra habitación y en el desayuno les aclaré que Roma ya era nuestra por la llegada de Francisco y que tomaríamos Sicilia también.  No hablaron casi nada. El 1º de Enero disfrutamos por TV de las palabras de Raul Castro Ruz.  Previo a ello una niña negra de once años habló con la energía y convicción que solo pueden tener los niños cubanos. Emocionante y envidiable.   Por la mañana veo una dama mayor moviéndose por la vereda con un andador y decido hacerle “el matutino”.  Llego a declamarle poesía la puerta está abierta y veo a 2 mts a su hija “la China” en una máquina de coser cosiendo una muñeca preciosa.  Un joven moreno sentado en la cama que se ve contra la pared del fondo escucha también.  Un auditorio de 3, es  bastante pues en Argentina cuando hay 18 personas en una actividad nos damos por conformes.    Miento de que un norteamericano me hizo un encargo:.. “que buscara las dos mujeres mas revolucionarias de Camaguey y les dijera la poesía. El norteamericano se llama Antonio Guerrero Rodríguez preso en EEUU.”  La estrofa final la dije pero con las dos mujeres a coro”si deshecha en menudos pedazos llega a ser mi bandera algún día, nuestros muertos alzando los brazos, la sabrán defender todavía”.  La China saltó de la máquina abrió el ropero antiguo y extrajo obsequiándomelo un rostro del Che, en maderas de dos tonos.  Me cuenta que su padre Eugenio Andino Milanés vivía en la Finca “40 Pesos” de Jobabo, Las Tunas y hasta allí llegaron los guerrilleros.  Su bebé estaba enfermo y se lo llevaron a Ernesto Che Guevara que lo auscultó y medicó en 1958.  También me obsequia 2 tomos de escritos de Ernesto Che Guevara (mientras escribo esto en Buenos Aires, entra el cartero y en un sobre con la imagen del Che Guevara leo un mensaje fraternal y amoroso de la China para Irene y para mí.  Tres días atrás me llegaron de ella tres hermosas postales de Camagüey.) 

En la esquina un Bicitaxi, 2 cubanos descansan en el asiento de pasajeros, les declamo “Mi Bandera”, emocionado, el joven negro me obsequia la moneda de 3 pesos con rostro del Che, el blanco mayor en edad se pone de pié y declama una poesía larguísima que aprecio y me emociona.  Entré en la Casa de los Trabajadores de la Radio,  allí no tuve suerte.  Plaza principal esperamos la llegada de la Caravana recordando a Fidel cuando entró a La Habana en 1959.  Es todo tan lindo, ó “bonito” como dicen ellos.  La multitud, los escolares declamando ó los jóvenes comunistas enfatizando el momento ó el ballet moderno y plástico, que sentí que me faltaba Irene, me faltaban mis hijos, mis nietos, mis amigos para que compartieran el momento visual y auditivo emocionante. Me di cuenta que me faltaba , bah no a mí, al pueblo le faltaba su CURA.  La Iglesia principal hermosa estaba allí como límite de la plaza, pero su puerta estaba CERRADA y yo que miro mucho, mientras me muevo, no había visto ni una sotana.   Decidí ir e invitar al párroco para que se sumara, agregara ó participara con su grey en la fiesta popular.  Me cruzo (luego me dijeron que violé 3 cordones de seguridad) intempestivamente y rápìdo llego al templo donde a pesar de que dí toda la gigantesca iglesia no encontré una puerta abierta para hacer contacto con el cuidador del lugar, el cura.  Volví triste, no sin antes decir a una pareja mayor sentada en un banco del jardín que rodea la casa de Dios.  ¡ que lástima que el Padre no está en la plaza con el Pueblo !  díganle que un argentino vino a invitarlo. Y volví para cantar con los artistas y a disfrutar bailando porque es incontenible el movimiento allí en Cuba.  Mi hermana Adolfina Alvarez Espinosa disfrutó con nuestros abrazos e historias, ella fue quien hizo posible que miles de cartas generadas por Chaubloqueo llegaran a nuestros corresponsales. ¡Cuánto le debemos a Finita! Noche de despedida cenamos en un paladar El Guajiro abundantísima comida criolla, que llevamos en bolsas lo que sobró.  Paco invitó a un café en un amplio lugar lleno de juventud con una actitud muy linda, con un sexteto de jóvenes que me gustó mucho. Una piba tocaba la flauta traversa. En el primer piso la Casa Hermanos Saiz y enfrente un gran parque, con un árbol plantado por Alicia Molinari nuestra querida hermana fallecida (vicepresidenta de Chaubloqueo).  Nos separamos Irene y yo, ella viajó a Sancti Spiritus yo me quedo un día más y el 7 de Enero dejo a Carola la dueña de la Casa de Turistas dormida en su living (soñando con su nieta recién nacida), voy a la terminal y salgo para Santiago de Cuba.  Veo emocionado el gigantesco Monumento a Maceo con los erizados machetes.  El rostro de Almeyda gigante  como los del Che y Camilo en La Habana, o el de Eva Duarte de Perón en la Av. 9 de Julio en Buenos Aires.  La antigua casa, amplia, hermosa y la dueña Soraida Acosta Brooks master oncóloga, joven, hermosa, fotógrafa compulsiva, (no dejó instante sin tomar instantáneas).  Su esposo gauchísimo y caminador me acompaña por media Santiago de Cuba. El hijo joven con un cuerpo que denunciaba deportes estudia seriamente y con tenacidad inglés en un libro antiquísimo.  Mejor, pensé, hace 5 décadas se hablaba mejor que ahora.   El cuñado altísimo y flaco y la suegra amorosa parecen tomados  de una película yanqui como la Cabaña del Tío Tom.  En Camaguey me despertaban los gallos a las 5 de la mañana, aquí en Santiago un gallo de vidrio, mejor dicho una teja de vidrio, sola en el techo deja entrar un rayo de luz que dá inevitablemente sobre las pupilas del argentino que allí se acueste.  Soraida pone un turboventilador ¿esto es el invierno cubano?.  Ofrece computadora a tiempo completo, allí en el dormitorio, pero es tanto lo que hay en las calles que lo cibernético se lo dejo a los yanquis.  A 4 cuadras en Gallo y Maceo visito a mi hermana viuda Mireya, ella no puede creer que esté sin Irene. Su casa exhibe 2 placas enormes de bronce que dan fe que fue Botiquín médico de los revolucionarios del M-26.  En las pared del living fotos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández que le dejé hace 4 años, me cuela un cafecito inolvidable. Algunas vecinas llegan a curiosear al hombre este que visita a la viuda de la cuadra, les declamo poesía. A 2 cuadras visito la Casa natal de Antonio Maceo, en la vitrina la Bandera de la Invasión de Oriente a Occidente liderada por el Titán de Bronce, mi emoción es tremenda. De la directora a la empleada de recepción una maravilla de atención. Visito el Cuartel Moncada y me apabulla retroceder mediante fotos y objetos a aquel 26 de Julio histórico y trágico.  Al día siguiente vuelvo a visitar a Mireya y tras 2 horas de charla, me despido.  Es noche e invierno, pero los niños juegan en la vereda o en la calle. No llego a caminar 200 mts y una música atrapante me lleva contra la reja de una ventana a través de la cual veo un quinteto de negros, sacándole chispas al bongó, contrabajo de madera, 2 guitarras, maracas y voz. Una negra me hace señas que entre. Niego sin mucha convicción y sale a buscarme. No se decir que no y entro bailando a la habitación con ella, con mis brazos en alto y en las manos y girándolo hacia los 4 vientos los 5 rostros de nuestros héroes, uno de los cuales ya está libre (René González).  12 personas apiñadas, me observan aprobadoramente sonriendo, como sonríen los negros, con todo.  5 niños seriecitos me evaluán,  pero pongo mi mano en la frente como en un saludo militar, con toda la boca simulo gritar “CHE”, allí sonríen y levantan su pulgar. (ellos tras cantar el Himno Nacional a la mañana en su escuela,  ponen sus manitas en la frente y el grito unánime ¡“Seremos como el Che” ! emociona especialmente a los argentinos). Entrego a uno de ellos el cartel de los 5 encomendándole que lo muestre a todos. Me entero tras bailar con otras 2 mujeres que se trata del cumpleaños de “Cecilita” la negra dueña de casa que acepta mi invitación y a bailar. Termina la pieza y pido atención a todos.  Obsequio a Cecilita y a los presentes una poesía bien declamada. (Mi Bandera) explicando que EEUU había tomado Cuba que era española inventando una guerra.  A esta altura yo ya había perdido 1/2 kilo de peso y la adrenalina me hacía olvidar mi edad, la transpiración me bañaba y por un segundo pensé si no moriría allí en la calle “Castro” en “Santiago la heroica”. ¡Que lindo morir en Cuba “del corazón”, (bien romántico) y mis cenizas no tendrían que viajar desde Buenos Aires, porque yo ya estaba allí.  Se imaginarán…. seguí bailando  y para duplicar el riesgo apareció una jovencita negra (17) que se movió y me hizo mover con todo.  Pensé que el Pami (organismo que atiende a los jubilados argentinos) estaba a 10.000 km. No te va a ESCUCHAR, que le vas a hacer. Querían que cenara allí y luego vendría la torta, me negué con firmeza y Cecilita me entregó un papel madera que dice “Castro 310, entre Habana y Trinidad, Santiago de Cuba. Te quiero de corazón.  Cuba y Argentina ¡ VIVA !  Cecilita”.  Y el único blanco (yo) salió de esa casa de negros rumbo al bastión de los negros de Soraida.  Ella planificó (no descansa mentalmente nunca, es como mi Irene) y el día siguiente me lo dedicó todo. Me llevaron su marido, cuñado y ella al cementerio de Santa Ifigenia y rendí homenaje a los restos de José Martí.  Doscientos turistas flechados por la hermosa música que propalan para la ocasión, presenciaron el solemne y emocionantísimo cambio de guardia,  cuando los 3 soldados llegaron marchando marcialmente a un giro en el camino, allí estaba yo exhibiéndoles los 5 rostros para darles aún más motivación.  El monumento a Antonio Maceo “hermosísimo e impresionante” guarda además en su seno un Museo que me hicieron visitar y aprendí mucho y me emocioné más. Me obsequiaron fotos y folletería que luego distribuí por toda Cuba. De allí a la población del Cobre, antigua mina de ese mineral y allí enclavada entre las sierras una hermosa iglesia salida de un cuento de hadas. Sentía un regusto dulcísimo en las papilas gustativas y pensé en una transformación mística ante la Virgen del Cobre, (el Papa Juan Pablo II la había visitado cuando llegó en un Enero a Cuba) pero era que media hora antes en el camino había comido un cucurucho de “dulce de coco” que es delicioso.  A solicitud de Soraida tomo la vela amarilla que compró e intento encenderla en un gran mármol donde habrá una doscientas.  Hasta que logré mi cometido tumbé y debí parar nuevamente unas diez velas. Creo que voy seguro al infierno (ojala que sea el cubano).  Cuando el sacerdote dejó el altar y avanzó por el corredor central bañando con agua bendita a diestra y siniestra a los fieles, me puse primero y en mi pecho la foto de los 5 héroes, no se si la vió pero me bañó cara y pecho con foto incluida. A lo lejos

Mucho más abajo vi el cementerio e imaginé que allí descansa mi hermana de El Cobre, Oria Bonzón Cabrera, corresponsal mía.  A sus 15 años los domingos en el túnel de la mina de cobre alfabetizaba a los mineros, mientra un hombre sin camisa con carretilla trasladaba mineral de un extremo a otro del largo túnel.  Era el Ministro de Industrias Ernesto Che Guevara, quien seguramente se sentiría muy feliz y menos cansado, de ver a la joven negrita ayudando a un minero a entender las letras y los números por primera vez.

Luego vino el Bosque de los Mártires, una plaza entera dedicada al Che y sus hombres (incluída Tania la guerrillera) en Bolivia. El monumento hermoso pleno de significados envuelto por una réplica del río Ñancahuasu realizada con piedras.  Mas tarde visita a la  Casa de Vilma Espín, guerrillera bellísima y mujer revolucionaria, una foto con su cabello largo hasta las rodillas me asombra.  El Museo Abel Santamaría en el ala antigua del  Hospital Saturnino Lora, las históricas salas donde apresaron a Abel disfrazado de paciente y la que armaron para enjuiciar a Fidel Castro. “ La historia me absolverá “ fue su propio alegato, la toga que él vistió está allí colgada en la cabecera de ese mini tribunal donde solo seis periodistas tuvieron cabida y no mas de 20 entre Jueces, guardias y enjuiciados (uno herido tendido en una camilla, que allí se exhibe). 

Es que temían que Fidel tuviera mucha audiencia.  Para el final “El Morro” un castillo español de 500 años, armas antiquísimas, mazmorras, cañones uno de los cuales disparan a la caída del sol. Si tuviera visión de rayos X como Superman hubiera podido ver la Flota Española hundida bajo las aguas de la bahía por obra y gracia de los acorazados norteamericanos en 1898.   Una gran placa de bronce me deja perplejo, los cubanos la colocaron para recordar a los muertos españoles, marinos y oficiales en esa batalla naval.  Esos españoles eran los que mataban a los cubanos y los esclavizaban.  Tras todo esto en casa de Soraida entra una joven negra con su hijito, en un aparte en el living le recito poesía de Cuba, pero…. ella “es declamadora”, soy el cazador cazado y tengo que escuchar a la bella joven negra, frente a frente declamándome dos bellísimas poesías. Lo hizo maravillosamente y en la 2ª poesía de sus grandes ojos brotaban proporcionales y abundantes lágrimas que me turbaban.  El marido de Soraida me escolta hasta la entrada de la Escuela Medicina  nº 1, allí  el MSc Enrique Vital Alfaro Presidente de la Cátedra Honorífica “Alberto Granado” me aguarda y soy presentado a la Decana, luego al Rector, me pasea por toda la escuela y conozco a muchos jóvenes estudiantes, profesores y empleados a los que les hablo sentidamente de nuestro amigo cordobés y Padrino de nuestro Museo.  Medio centenar de soldados ecuatorianos terminan 2 nuevas alas de edificio para estudio y varios de ellos trasladan perfiles de aluminio.  Me sumo y cargo un perfil hasta el 2º piso simbólicamente como trabajo voluntario. Gran sala recordatoria vidriada acumula la historia de la Escuela y la imagen del doctor Alberto Granado se repite en múltiples ocasiones desde su juventud hasta su vejez. Enrique Vital me entrega un hermoso afiche con la foto de 2 hombres abrazados Hugo Chavez y Alberto Granado, firmado por los profesores. Me lleva hasta el gigantesco jardín central donde un gran árbol arraigado en tierra santiaguera, se nutre por las cenizas del Petizo, ó Mial (como le decía el Che a su amigo) , y fueron sembradas por su viuda, hijos y nietos, a poco de morir el cordobés. La Embajadora de Argentina Cuba participó en ese emocionante homenaje.   Abrazo el árbol y emocionado contemplo la escultura de tamaño natural, desde la que Alberto recuerda a los estudiantes de medicina cubanos que él fundó esa Casa de Estudios. Un internacionalista de la educación amorosa fue este argentino durante muchos años.  Dejo Santiago y parto para Holguín donde el vicedirector del Teatro Lírico de Holguín Martín Arranz Fuentes (76) y su esposa Alma no me esperaban.  Miraban TV de espaldas a la antigua ventana enrejada que da a la calle Cables, cuando el tango “Mi Buenos Aires Querido” mal entonado por mí atronó en la habitación,  Martín vino hacia la ventana  y su sorpresa fue grande.   Los abrazos con los 2 hermanos tan extrañados y queridos fueron un premio.  La nieta de ambos (hermosa joven) está en primer año de Medicina.  A la noche los invité y cenamos juntos  Georgina, Alma, el negro Montoya, su esposa Mayra Romero, Martín y yo, regresamos con jabas repletas por lo exagerado de los gigantescos platos de carne, que no llegamos a comer en el lindo restaurant frente a la plaza.  Conocí a la Delegada del ICAP Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (suplente de mi hermano enfermo Amaury Torno, quien ojalá esté repuesto.) la bella Lupe Fernández y me hizo recordar el tema musical de Almeida tan lindo.  Mi hermano  Gustavo Torres Sierra (74) a quien conocí tras 20 años de incógnita aceptó mi pedido y me llevó a su Iglesia Bautista, 200 personas muy bien vestidas y 5 jóvenes músicos en el escenario, batería, guitarra eléctrica, bajo, 2 hermosas jóvenes vocalistas, micrófonos proyectaban letras de los himnos sobre la pared asi que canté con las manos en alto (a pesar de que ningún arma me apuntaba) loas al Dios de mi amigo. “Maranatha” se leía, dijo Gustavo que en griego significa “Cristo viene”. No quise hacerle trampa al cielo y cuando pasó el rastrillo puse cuc.  Una dama elegantísima a mi lado comparte su biblia conmigo, sospecho segundas intenciones, pero no era así.  Es el demonio que llevo dentro. Piden por fieles enfermos incluyendo a uno que viajó a Miami y a su hijo se le paralizó media cara. Cuando el Pastor exhorta a que “No le abramos la puerta ni recibamos a las sectas”.  “Es mal pecado no guardar la unidad del cuerpo de la iglesia” ambas frases las entendí como metáfora de la Revolución, que hay que conservar unida para rechazar a los yanquis.  A un señor que enfermo le aceitan la cabeza.

En planta alta de la casa de Martín viven con sus padres trillizos de 8 años; uno policía, el otro músico el otro chófer, en realidad es lo que anhelan ser cuando crezcan. Les leí un cuento de Martí para niños, los llevé a una plaza, los amaqué y jugamos. Fue como si tuviera mis nietos allí junto a mí (los extrañaba). En una ocasión me sorprendieron lavando platos. Seriamente afirmé que en Argentina “todos los hombres lavaban los platos”. Otra vez aparecen los 3 pibes y me encuentran en short atareado en coser la bocamanga de mi único pantalón, los miro seriamente y afirmo que “en Argentina los únicos que cosen son los hombres”. Quedan estupefactos. Seguro que si se van de Cuba la Argentina NO LA PISAN.  A uno de ellos lo llevamos por la mañana hasta su escuela primaria, Martín me presenta a la directora, ella abre el matutino preguntando a sus niños ¿como durmieron anoche? Se iza la bandera, cantan el himno y ella anuncia que un argentino dirá un poema. Lo hago y 140 niños algunos padres y los maestros aplauden. Un joven y atlético maestro me invita a su aula y allí con los 20 educandos me sentí inspector de primaria, sentado junto al pizarrón  presencié  un examen a viva voz.  El preguntaba a ritmo veloz y los alumnos respondían con precisión a la misma velocidad.  20 niños al frente y yo solo entre pupitres vacíos viendo y oyendo como de a uno y con ritmo declamaban bellísimas frases filosófico poéticas de José Martí.  Luego una niña blanca declama “La Bailarina española” de José Martí mientras que otra negra a su lado, palmea, taconea y ondula sus brazos en alto complementando esta especie de videoclip virtual.   Las lágrimas me ganaron y me sentí muy feliz, pero muy solo allí.  Hubiera querido que todos los comemierdas comunistas, socialistas, ó zurdos truchos, que conocí en Argentina en los últimos 20 años, vieran lo que yo estaba viendo y sintieran lo que yo sentía.  Recordé cuando me decían: ”ahora que Rusia cayó, Cuba no durará ni una semana” ,….  “sí, pero en La Habana hay putas”, …. “sí, pero que va a pasar cuando Fidel muera”, …… “hasta aquí llegué…”   dijeron varios intelectuales de izquierda, artistas y otras especies animales, cuando la Revolución tomó medidas firmes y condenó justamente a quienes robaban embarcaciones.  Anhelaba abrazar a la diputada negra dra Pura Avilés Cruz, 2 días lo intenté y no estaba en casa, luego me enteré que trabajaba en el hospital Lenin (es jefa terapista intensiva) ella atendió a Rolando Pérez Quintosa (héroe de la República de Cuba) y acompañó su agonía.  Subí 2 veces a la Loma de la Cruz  (al mediodía el calor terrible) en la mitad de la trepada me peleé con un italiano radicado en Canadá,  o sea “un balsero italiano”.  Su discurso guardaba un asombroso parecido con lo que oía 50 años atrás en la empresa familiar de mi padre.   “Los pérfidos obreros, que pretenden todo y no hacen nada”. Me harté y fui durísimo con él, lo acuse de que seguramente ÉL,  balsero en Canadá, evadía impuestos o lavaba dinero. 

Último día en Holguín confesé a los trillizos que me iba y señalé en su pecerita a uno chiquito, feo, negro.  Les dije que si algún día estaban tristes o tenían un secreto que contar o pregunta que hacer, allí estaría yo dentro del pececito.  No sé cual de los 3 niños abrió la boca para decir:  “Te extraño”… (sic).  ¡¡¡  Mmmmm…. !!!  Uno de ellos me regaló un dibujo lindísimo hecho con sus propias manos.

Casa de la Cultura enorme galería circunda un patio similar y hermosa fiesta, desde micrófono saludan mi argentina presencia, voy y robo micrófono, saludo señalando en una estrella que se ve en el cielo hermoso, a mi hermano holguinero fallecido hace muchos años José Luis Pupo de “Chaubloqueo”, allí presente está su hija con la que al rato y con una música atrapante bailé. Hablo sobre los 5 héroes y polítizo para unos pocos extranjeros y muchos cubanos.  Nos vamos, en la vereda conozco a Orlando Silverio y me canta a capella su himno compuesto para el Cmdte Hugo Chavez Frías. 

Me emociona esta distinción y al día siguiente me entrega el CD con ese tema y otro con musicalización hecha por Silverio de poemas de Jorge Luis Borges, Juana de Ibarborou, Alfonsina Storni y otros.  Son increíbles los cubanos. El Psdte de la Peña del Tango de Holguín nos dió el “Tango a los Desaparecidos Argentinos” con letra y música de su autoría y se lo dedico manuscrito a las Madres de Plaza de Mayo.  Digo a Martín que pienso ir a Moa  y se deshace en  negativas por la distancia, lo malo de la ruta, etc.  Espero la cena familiar y a los postres leo a todos la carta que mi hermana Marta Frómeta le escribiera a un preso argentino.  Impresiónado Martín dice “Toto tienes que ir a Moa” y me ayuda en todo hasta que me despide al pie del ómnibus.  Son tres horas de camino difícil.

Llegamos y el chófer negro me recomienda a un P.N.R. (Policía Nacional Revolucionario) blanco que viaja parado delante mío y el joven me acompaña gustoso para mostrarme donde puedo tomar un taxi, le digo que necesito caminar por indicación médica y justamente el vive para el lado de Miraflores. Asi que después de 20 años en el mismo Enero del inolvidable día cuando fui al Hospital Naval de Tarará a donar sangre para un policía cubano de 23 años, me encuentro caminando hacia la casa de mi querida hermana Marta acompañado por unPOLICIA CUBANO de 23 años, Rafael Matos.  Las “Coloradas Nuevas” es el barrio donde vive el policía.  Me invita a subir a su hogar un minuto y promete acompañarme hasta lo de mi amiga que no es lejos. Entramos al living y saludo a Angela, Vilma, Idania, Carlitos el bebé de Rafael es amamantado por su joven esposa (policía) Yaima, y un caballero pariente de Ramón Labañino el héroe preso en EEUU. Estaban mirando TV en los sillones, les bendigo el hijo (futuro policía seguramente)  Hablamos mucho y el tiempo vuela, el policía volvió sin uniforme, con musculosa y bermudas, ya es un joven civil muy buen mozo.

Me siento como en mi casa, soy un desastre, donde llego me creo el dueño e invado sin vergüenza. (en Cuba). Le pregunto si ya vamos y me dice que primero tengo que almorzar, y no era broma en la cocina la mesa estaba puesta para 2 y allí comimos juntos. No lo podía creer, policía como Rolando, la misma edad. Le conté que Chaubloqueo nuestro movimiento de solidaridad y el mismo Museo Ernesto Che Guevara habían nacido de esa masacre de Tarará donde un héroe de la misma edad que él había perdido la vida en defensa de su patria. Hora y media atrás no conocía a nadie de esta familia y ahora me encontraba como si fuera íntimo de toda la vida.  Misterios humanos que se dan en Cuba. Tras almorzar nos despedimos y caminamos hasta Miraflores, subimos y él golpea la puerta que abre Ariennis 3er. hijo de Marta.  El policía explica que busco a Marta Frometa Rueda, veo por sobre su hombro a ella que alza los brazos y exclama ¡“Dios lo trajo a Toto”!  el abrazo inenarrable, cataratas de palabras para expresarnos, preguntar por amigos comunes de Argentina, mientras hijo y policía desaparecieron en otra habitación donde comparten temas de computación en lo que Ariennis trabaja. El living de Marta y 2 dormitorios dan a un paisaje hermoso irregular de lomas coronadas por edificios de estudiantes y el Hospital universitario.  Si llueve te quedás admirado, si el sol es el dueño la admiración de impacta. Lo merece mi hermana.  Su marido Arecio trabaja en las oficinas de la Fábrica de Niquel (Canadá-Cuba) que tiene por nombre “Ernesto Che Guevara”. 

Parco, muy bien parecido, inteligentísimo y cálido Arecio me toleró en su casa ocupando el dormitorio matrimonial que da al “contrafrente” desde la ventana se ve a unas 10 cuadras “el Mar Caribe” y los cayos a lo lejos. Marta es revolucionaria, creyente, madre, poeta y compuso un bolero a su querido y amado perro Yonqui (pitbull) muerto hace poco y cuya fotografía encabeza la decoración del living.  Me cantó el bolero, declamó poesías, y durante los días que compartimos me hizo admirarla más y más, por la relación con sus hijos y con los amigos de ellos que llegan a pedirle consejo. Algunas tardes me sentía como dentro de terapia de grupo psicológíco.   Quise bañarme en el mar y Marta (pensaría que me iba a ahogar), me hizo guiar por la Virgen del Cobre, ó Caridad que asi se llama su hermana (la ayuda en tareas domésticas porque Marta hace 14 años fue operada).  Le colocaron una válvula en el cerebro que le drena el líquido. Una manguerita recorre su cuerpo por dentro y desagua en el peritoneo que reabsorbe el líquido, asi me lo explicó. Perdió movilidad y no puede desplazarse largas distancias, asi que su mundo es su casa.  Conocí allí a un joven veinteañero excelente amigo de Marta (que le da consejos). El Mauro Cabrera Mateos me invitó al Hospital donde trabaja y lo recorrí de su mano, y hasta conocí (la parte que me iba a perder) gracias al Profesor Doctor de Medicina Legal Raúl que ayudó para que yo conociera el sector “Seguridad”. Yendo a la playa conocí la casa donde nacieron los primeros hijos de Marta, a su primer marido y oí que el barrio era “las Coloradas Viejas”, cosa que volví a recordar al ducharme por la noche tras nadar en el mar (impregnado del polvo rojo que arrastra el viento) y ver mis partes íntimas totalmente rojas y “viejas” por mis 71 años)  Salgo del mar y a 50 mts veo un grupo mixto de preadolescentes y allí me fui en malla y chorreando seguido de la Virgen, eran estudiantes de preuniversitario y jugaban en la orilla sin bañarse, sacando frutos de los árboles o arrojando guijarros al agua.  Ví a la profesora en un kiosco a 30 mts. Los chicos me miraban con curiosidad, era invierno y yo el único que salía del agua.  La Virgen que se había acostumbrado a mi rol, les dijo “es argentino y les va a decir una poesía”.  Se apiñaron frente, atrás y en mis laterales parados y sentados en el murallón que daba al mar.  Terminé la poesía y tras aplaudir, preguntaron los varones por el futbol argentino. Los decepcioné, conté todo lo negativo del futbol comercial, distractivo, lavadinero,  vende droga y violento. Acusé a periodistas, jugadores, técnicos, barrabravas y directivos de clubes y de organizaciones mundiales.  Sostuve que lavaban dinero con las falsas cifras con las que compran y venden, y vuelven a vender a jugadores y técnicos cada dos por tres. La profesora ya se había acercado pero oyendo lo aleccionador de mis palabras apoyando la honestidad y condenando la droga, no me reprochó que le hubiera secuestrado a sus alumnos. Hablé de Ernesto Che Guevara y repartí 30 tarjetas del museo que no alcanzaron para todos.  En casa colaboré lavando los platos (no sé cocinar pero corté vegetales, limpié frijoles y traté de ayudar en todo).  Me comí unos potajes deliciosos.  Asomada al balcón del 4º piso Marta largaba una soga con una bolsita donde el repartidor metía el pan tomando el dinero previamente. Ella iza el pan y me confió que desde mi llegada ella se movía mejor,  cocinaba y se valía más por si misma.  Celebré haber influído con mi presencia una mejoría anímica que mejore las funciones corporales. Hablamos montones de horas, cantó otras y declamé más aún. Fueron días de fullcontact amoroso fraternal. Leí en el Juventud Rebelde que murió mi compatriota y gran poeta Juan Gelman.  Esa noche declamé lo que Gelman escribió por Fidel y conté la tragedia de su hijo desaparecido y su nieta aparecida a sus casi 90 años.  Caminé Moa acompañado por el hijo de Marta y entré en exposiciones de pinturas cubanas hermosísimas, muchas al estilo de Dalí, atrapantes, inteligentes, ingeniosísimas.  Comenzaron a entregarme libros, Marta, Arecio, Ariennys y Eyner  ¡ que hermosos libros !.  Me dieron vuelta la cabeza y comencé a utilizarlos para declamar en Baracoa y en el Escambray.  Cuando comenté que quería conocer Baracoa sucedió algo parecido a cuando en Holguín comenté de ir a Moa.  Le pareció a Marta lejos, mala ruta etc, pero el Eyner el segundo hijo planteó “si esperas hasta el sábado te acompaño”.  Ir con un cubano era una garantía más.  Asi fue viajamos en una rural viejísima eramos 11 el único extranjero yo, pero disfrazado de cubano con una remera que le había canjeado en Vilató a un guajiro.  El no quería el trato, mi remera era casi nueva y la de él parecía lo que era, la de un trabajador rural, agujereada y rasgada.  Asi que yo parecía un anciano cubano guajiro hasta que abría la boca.  Pagué en plata cubana, muy barato para mí. El camino pavimentado muy sinuoso estaba malo, el conductor no se daba cuenta y corría bastante para mi gusto. Me resigné a morir en Cuba….. pero llegamos.  El vecino de piso de Marta ingeniero había telefoneado a un amigo de Baracoa y pude sin perder tiempo conocer a Alejandro Hartmann el historiador de la ciudad que dirige el importante Museo Matachin. Una joven nos guió y aprendimos mucho.  Hartman en su despacho pidió el registro de pasajeros del famoso Hotel de La Rusa (el Arq. Rodolfo Livingston escribió y describió esto deliciosamente) y nos mostro las firmas ¡¡ de Che, Fidel, Raúl y otros !!.  Al salir vi un topless geográfico, las “tetas de Teresa”. En realidad son 2 colinas que se recortan en el montañoso horizonte. El joven Arq. Fabián Quintero Machado nos guió por la ciudad por directivas de Hartmann y pude conocer tras 20 años de haberlo visto y leído en el libro de  Livingston “Cuba Existe es Socialista y No está en Coma” el barrio “Turey” cuyo diseño y construcción es obra de este argentino solidario.  Los techos del barrio son “piramidales” y Hartmann les llama “cucuruchos”.  Conocí a la ahijada de Livingston hoy madre de 2 bellos jóvenes. El nombre de una cerrajería me atrapó… “Las llaves del Reino”.  El hijo de Martha quiso visitar a su primo (11 años sin verse) pero estaba en la Iglesia (era de mañana) a las 6 de la tarde el hombre (seguía en la iglesia), a las 9 de la noche lo encontramos ¡ por la calle !.  Es Pastor adventista y además vende por la calle con un carrito “Pan de boniato” que es como budín de pan dulce, me obsequió un trozo enorme.  Pasabamos frente a 8 embarazadas que adornaban un edificio meciéndose en balances.  Saludé y expliqué que un norteamericano me había pedido que encontrara a las 8 mujeres mas hermosas de Baracoa y les leyera poesía, su nombre era Antonio Guerrero. Agradecieron felices. Por la mañana tempranito 8 a.m. me dí el gustazo de nadar en el trasparente y caliente Mar Caribe vigilado por el hijo de Marta, que no se metió por que era….. ¿invierno?.  Visitamos el Museo de la Rusa nos recibió su hijastro José Frómeta Jiménez de 80 años y “sin dejar” que lo interrumpiéramos ni un segundo, nos descargó la visita guiada, muy interesante y aprendimos de la ex cantante lírica famosa que terminó radicándose en la ciudad por el flujo de dinero que movía la United Fruit norteamericana en ese puerto.  Ella abrió joyerías, hotel, restaurants, bares y no se que más. Disponía de mucho dinero, cuando vió que los revolucionarios triunfaban ofreció su hotel para la Comandancia y aportó dinero. Por su trabajo social Fidel la puso en la Cruz Roja Cubana. Regresamos como fuimos, en un pizicorre once personas y una gallina ponedora(en brazos de su dueño ) que me miraba como si nunca hubiera visto a un argentino. De Moa regresé a Holguín en una rural con diez cubanos más. Antes de subir a esa antiquísima Estanciera modificada note a simple vista algo, me acerqué le grité al chofer que charlaba con varios pasajeros a 2 metros del vehículo….  “¡Ehh asi no vamos a llegar sanos!” . Se deshizo en explicaciones y con una llavecita como para bicicleta puso la tuerca en la rueda.  Esta vez viajé sentado en una tabla angosta junto a un joven.  Los 2 cara a la ruta que dejábamos atrás, doblados en dos con una lona pesada sobre nuestros cuellos (¡como dolía!).  Mientras llovía a lo loco, el agua entraba por varios lugares y se sabe que busca siempre meterse por la cintura y te moja calzoncillos y posaderas.   De Holguín partí hacia SANTA CLARA  y caminé con mi valija de ruedas hasta la Escuela especial “Rolando Pérez Quintosa” allí disfruto del contacto con alumnos, profesores y empleados.  Contemplo la bella pintura que el maestro Carlos Terribili hizo en Argentina hace 13 años  para que se la donáramos a ellos. Miguel Angel Lafuente fue el portador de la pintura y trajo fotos del acto con el que lo recibieron.  Luego visité el ICAP Santa Clara que colaboró conmigo en todo.  Por eso me esperaban en el Complejo escultórico Ernesto Che Guevara  y la joven guía se transforma en emocionada voz, imagen e historia del hermoso e impresionante museo. En una vitrina ¡ el libro (“La provincia perdida” – Eduardo Santa – Bogotá) que pertenecía a Ernesto Che Guevara y que Irene y yo donamos !. El salón  donde los restos de Ernesto, su batallón de vanguardia y retaguardia, siguen batiéndose contra lo mal hecho.   El impresionante y enorme Panteón de los héroes, me conmociona y cuando finalizamos intercambiando entusiasmados información, sentados en la dirección del museo, sabiendo que soy director de “Chaubloqueo” mi guía cuenta que, días atrás en un comercio charlando con una joven  comentó donde trabajaba y la otra aclaró que un argentino amigo de ella había donado al museo un libro perteneciente a Che Guevara.  Al momento intuí que se trataba de mi amiga Gladys.  Pregunté y ella lo confirmó, pero lo que agregó fue un latigazo en mi corazón y lágrimas en mis mejillas. “Ella comentó que su marido había muerto hacía 15 días”.   No había llevado su dirección pero la mujer policía del destacamento donde entré a preguntar demoró 2 minutos en mostrarme en el monitor una foto de mi hermana y me dió su nuevo domicilio en un papel. . Camino 4 km hasta la Loma de Belén, frente a la casa de altos, miro hacia arriba y la puerta se abre, una mujer sale, tras ella mi querida Gladys que mira a ese señor canoso que exhibe con los brazos en alto un cartel que dice CHAUBLOQUEO.  Se sorprende y emociona, trepo la escalera y abrazo a mi hermana viuda, la congoja, detalles de la tragedia que describen una década de diálisis y padecimientos.  Su joven hijo me toma a su cargo y en su moto “eléctrica” (se carga por la noche, no hace ruido), me lleva por toda la ciudad y a visitar también a su mujer su bellísima hijita Melinda, la humilde casa y el gran terreno que poseen. La hermana de Gladys comparte con nosotros y me dan carta para Irene. 23 Enero mi compañero de asiento resulta ser Miguel Angel Vera Conde de Casilda, (Trinidad), guerrillero voluntario en alturas del Golán y 2 años voluntario en Angola.  Llegamos el bus a Trinidad (Sancti Spiritus) 35 cubanos con carteles nos esperan ofreciendo alojamiento y de todo, desde mi ventanilla ofrezco los 5 ROSTROS DE LOS HEROES y recibo naturalmente muchos saludos y sonrisas de todos los cubanos. El guerrillero se preocupa y me acompaña a buscar un taxi práctico que pueda subirme hasta las alturas del Escambray sin perecer en el intento.  Lo hallamos y allá voy hacia Topes de Collantes  el Fiat viejo trepa, trepa, paramos a poner agua al radiador, 2 autos con cubanos están allí y les declamo a los guajiros el poema de Juan Gelman a Fidel para que los que van en auto lo oigan colateralmente, mientras una chancha y siete chanchitos cruzan la serpenteante y empinada ruta. Llegué y quedé asombrado, seguramente así era el Kremlin. Un edificio gigantesco e impresionante encastrado en las montañas del Escambray.  Los corredores del Kur Hotel parecen túneles interminables, las dimensiones de todo son exageradas.  La recepcionista tras ver pasaporte y datos levanta el tubo para avisar a Irene que yo había llegado.  No podía creerlo, y la frené. ¡ Oiga ! ¿usted no ve telenovelas?  ¿Como me va a quitar el sabor de la sorpresa.?  La dama colgó el teléfono y sonrió.  El maletero (seguramente de Seguridad del Estado) me seguía como un ciego a su perro guía.  6 habitaciones antes de la de Irene le dije que tenía que quedarse allí, que quería llegar solo.  El joven aceptó de mala gana.  La mujer de mi vida abrió la puerta que golpeé. Caímos mutuamente en los brazos del otro, Irene gritando para afuera y yo dando mudos alaridos para adentro.  Las enormes ventanas mostraban un paisaje montañoso camuflado de verde intenso.  “Mi única” (así se refería Ernesto a su esposa Aleida) llevaba 10 días allí y compartía almuerzo y cena con un anciano argentino comunista.  Los únicos eran ellos 2 entre cientos de cubanos. Los planteos de León eran tales que Irene le dijo: “ soy burguesa, pero no miento diciendo que soy comunista. Ud. Es todo lo contrario es burgués y se dice comunista”.      El Profesor de Gimnasia, enorme y negro disfrutó cansándome a pesar de mi “vergüenza contra años de edad” e interactué con el grupo de 7 personas volviéndolos locos con mi charla y fingiendo soportar el terrible desgaste físico que implicaba caminar y trepar tantos kilómetros.  Imposible protestar porque las subidas de la pendiente eran terribles y te quitaban la respiración. Y yo meta hablar (ya se sabe). El paisaje más que maravilloso, el ruidoso silencio de murmullos del follaje y pájaros, la pureza del aire, la magia del Enero revolucionario, todo era un premio a nuestras luchas argentinas contra los “boludos” (comemierdas) del barrio o de “nuestra familia”, ó de los partidos socialistas ó comunistas argentinos.  Ariennis hijo de Martha de Moa me había obsequiado entre muchas otras cosas 50 imágenes de Ernesto Che Guevara en diferentes poses.  Asi que el último día, en el que Irene despediría a sus amistades del grupo gimnástico, con mis piolines y cinta scotch y fotocopias armé en una de las 2 enormes habitaciones que ocupábamos una “excelente” muestra sobre Ernesto Che Guevara, la Escuela de Solidaridad “Chaubloqueo” y los 5 Héroes de la Revolución presos en EEUU.  No faltaban Fidel Castro, varias fotos de Vilma Espín joven, adulta y ya mayor, el Comdte Hugo Chávez Frías, el dr Alberto Granado Jiménez (amigo del Che), el dibujo que uno de los trillizos holguineros de 8 años me había obsequiado y hasta la fotografía a color  de la hermosa nieta quinceañera de mi hermana Martha Frómeta.   Llegaron las compañeras/os  de Irene para brindar y despedirse.  Les regalé una visita guiada y luego libro en mano declamé, la carta de Frank País García a su novia, ( días antes que lo asesinaran) . Quien la quiera me la pide por mail) ; cerré la actividad cantando a coro “La Bayamesa”.  Esa noche  Irene hablaba desde un telefono ubicado en un hall común a 2 corredores.  Yo había desplegado fotos, documentos y textos sobre la gran mesa de ese  living, cuando un negro delgado mayor y altísimo apareció.  Irene ya le había bajado línea política durante su estadía, en la que se había cruzado con muchos de estos héroes de las FARC Fuerzas Armadas Revolucionarias Cubanas y el hombre reconociendo a Irene, cuando vió el material y lo saludé, me arrastró de una mano por un corredor larguísimo, hasta entrar a una habitación donde junto a 3 parejas de cubanos compartí hora y media de maravillosa experiencia histórica y ron.  Coqui el negro había sido el número 8 en la guerrilla del Che (Tatu) en el Congo.  Imaginen mi emoción y el gusto que les dió escuchar de boca mía el recitado del poema del recién fallecido Juan Gelman a Fidel Castro Ruz.   Agrandado a estas alturas propuse al 8 del Che marcháramos juntos el 27 en La Habana por José Martí. Me dio su teléfono, lo llamé el 27 pero le había surgido un inconveniente.  Me lo perdí.  Caminando el Escambray afortunadamente hallé el monumento al héroe cubano Miguel Angel Purciano caído en la toma de Tope de Collantes, por el Ejército Rebelde el 28 de diciembre de 1958, le rendí sentido homenaje.  LA HABANA    con mi remera (camiseta) y mis pines de Fidel y los 5 héroes (obsequio de las hermosas compañeras de Radio Habana Cuba)  recorrí la ciudad.  Me crucé con una “gran” negra a la que no pude dejar de mirarle las generosas posaderas y las extremidades inferiores.  Es que el pantalón de ella era una gran bandera con (stripes and stars forever) franjas y estrellas para siempre (traduce Toto) o sea la bandera norteamericana.  Como argentino, siempre pensando en futbol, imaginé canjearle allí en la vereda su pantalón por mi camiseta que luce una gran bandera cubana.  Sigo y desde la vereda veo en el gran porche de una antigua casa sentadas unas 20 mujeres jóvenes, de pié la que expone es una negra mayor.  Entro como Toto por su casa y pregunto a la negra de que se trata. Lo había imaginado, “alecciono a las compañeras sobre machismo, género y violencia familiar.” Tras la explicación extraje del bolsón unos 30 bolígrafos los puse en la mesa escritorio de la negra diciéndole a todas: “estos son para ustedes, escriban muchas cartas de amor, chau…”.  Y me fui rápido mientras aplaudían.  Museo Abel Santa María allí ¡ el escritorio de Abel y Fidel, la cocina de Haydée, la biblioteca de todos, el busto de Martí, el olor a 55 años de revolución ! nos penetra y energiza. para nosotros un santuario, en ese pequeño gran ámbito (un departamento) es sentir a aquellos jóvenes pensando, calibrando lo que iba a producir la antesala de la Revolución Cubana,  ¡el ataque al Cuartel Moncada ! aquel 26  de julio donde a costa de la vida misma, comenzaba la liberación hasta nuestros días, nuestro recuerdo amoroso de Celia Hart hija de Haydée Santamaría a quien en otro viaje conocimos en este Museo de su madre, hoy la fatalidad quiso que esa joven brillante revolucionaria, aguerrida ya no esté entre nosotros, recordamos su lectura del libro que escribía sobre su madre y sus visitas a Argentina donde fue oradora a nuestros jóvenes militantes de la vida. Agradecemos a el colectivo de este maravilloso tesoro histórico donde perduran  aun espíritus de aquellos jóvenes luchadores, el cálido recibimiento, la generosidad de abrirnos sus puertas y darnos detalles tan valiosos de su propia epopeya aun jóven y latente. (esto lo vivimos juntos pero lo escribió Irene Rosa Perpiñal que me ayuda).

El hogar de Adys Cupull y Froilán González la mesa familiar, la demostración del pequeño karateca nieto de ambos nos impresiona, los queridos cineastas hijos de los historiadores Livan y Leandro, sus documentales y seriales pidiéndonos a Irene y a mí opinión.  Un pollito (sin gallinero) camina entre nuestras piernas y eligió por nido el inmóvil pedal de la antiquísima máquina de coser. Paredes antiguas, altísimas, que albergan sin repetir múltiples y diferentes imágenes de Ernesto Che Guevara. Los premios, menciones, distinciones de una vida investigativa y fructífera no solo para Cuba sino para la Humanidad. Adys y Froilán no tienen tiempo ni de mirarlos, están en plena producción, en su mejor momento EL HOY. Nos llevan a la marcha de antorchas, nos fotografían, halagan, previenen, cuidan, quieren. Sufren mi “declamacionitis” de poemas, potenciado por los profundos libros que me fueron obsequiados durante mi periplo por Cuba la linda.  Evalúan para la próxima organizar que muchos otros cubanos sean los dañados colateralmente por mi pasión declamatoria.  Les tomo la palabra. Nos obsequian sus libros, sus dvd´s con excelentes documentales de AUCA producciones con un nivel histórico elevadísimo. (entidades vengan a copiarlos).  Son una familia de escritores y cineastas que fabrica escalones culturales, mediante libros y films para que Cuba, América y el mundo asciendan.

La marcha de antorchas, desde el Alma Mater  (Universidad de la Habana)  descendiendo por la abrupta pendiente que forma la calle y que tras detenernos en la Fragua Martiana continuó  hasta el Malecón.  El único de los muchísimos miles de personas (encabezadas por Raúl, Maduro, Mujica y otros dirigentes mundiales presentes en la CELAC) que no tenía su antorcha encendida era yo.   Se habían terminado las antorchas, tomé una que humeaba en el piso y pretendí encenderla con la ayuda de algunos cubanos a las que le ardía.  Fue inútil pues tenía estopa pero no combustible,  me resigné y asegurando con cinta scotch en el extremo de la antorcha mi linterna encendida, me transformé en una especie de viejito de Starwars que al girar iluminaba hacia los 4 puntos cardinales.  Un poco  debajo de la linterna adherí un cartel manuscrito doble faz.   De un lado  “VIVA  FIDEL”, del otro “Obama TARRÚ” (significa CORNUDO en cubano básico).  Cosa que provocó hilaridad en quienes curiosos por la anómala y desubicada linterna descubrían el cartel.  Llegamos con Irene y la muchedumbre al malecón. Como el mar no lo barría y estaba calmo, miles de los jóvenes que habían marchado estaban sentados sobre la baranda que separa del mar.  Parecían descansar y de repente se oyeron golpes de maderas, parches de tambor y se vió a unos 30 jóvenes que por el medio de la avenida avanzaban bailando con una gracia particular, “arrollando” se llama y como si hubieran sido un imán y la hilera de miles de jóvenes trozos metálicos, hubo como un efecto dominó en la larga fila y se fueron como cayendo de la baranda y corriendo hacia los bailarines para sumarse a la gran comparsa de alegría y fraternidad.   Irene y yo… a la cola y moviéndola con ganas.   Disfruté los 21 cañonazos en homenaje al apóstol y héroe José Martí y Pérez que vive en el inconciente colectivo cubano y los 28 de Enero vuelve a nacer energizando la revolución.  Santiago Rony Feliú en la OSPAAL y TRICONTINENTAL nos brinda su valioso tiempo y admirados aprendemos mucho de su labor allí en una clase magistral. Nos despedimos con las manos llenas de su generosidad, fotos, afiches, material político y una cálida y fraternal disposición.  Visitamos a Delia Duque, viuda del dr Alberto Granado. La tristeza de Irene hace que le fallen las piernas y cae al subir el cordón de la vereda delante de la casa de nuestro Padrino en el museo del rosarino Guevara.  Sangra un poquito y rengueando entramos a abrazar a Delia y a Albertico hijo, director de Casa de Africa en La Habana.  Mis ojos escanean cada centímetro del estudio donde el Petizo, ó Mial (como le llamaban su abuela, madre, padre, hermanos y su íntimo amigo Ernesto Guevara.) escribía, leía, trabajaba y soñaba despierto con aquellas épicas aventuras vividas junto al que sería el Che. Un texto en 3 carillas enmarcado lleva una firma que me sobrecoge …. Hugo Chavez Frías.  Exijo a todos silencio y leo en voz emocionada las condolencias manuscritas por el Comandante bolivariano a la familia de Alberto al morir este. (quien quiera me lo pide por mail).  Delia muestra el original extrayéndolo del cajón central del escritorio “sin llave”.  Le advierto que algún argentino le hurtará ese “original” escrito de puño y letra por el gigante venezolano. Que le ponga llave.  A cambio me entrega una copia del epitafio en broma que Alberto se escribió a si mismo previendo que tenía avanzada edad y falleciera.  (quien quiera me lo pide por mail).  Delia ayuda a Irene con la rodilla lastimada, por ella nos enteramos que el gobierno argentino compró el libro de Alberto sobre su viaje con Ernesto el futuro Che para escuelas secundarias y lo celebramos.  Ahí recordé la imagen de mi admirada presidente en su  discurso en la CELAC de La Habana días antes cuando Cristina Fernández dijo haberse impresionado en el hotel, con una puerta semiabierta, una empleada atareada en su escritorio y a su lado en la pared un calendario y la foto en blanco y negro, pequeña, ajada de su compatriota  “ Hombre que ya no es ni argentino ni cubano sino un ejemplo para el mundo ” el Che Guevara”.  Yo esperaba esto desde hace 20 años y me tocó escucharlo en Cuba.  En Argentina (a pesar de que no pagaron un centavo por los derechos de emisión de la CUMBRE DE LA CELAC  que Cuba obsequió a todos) esa parte del discurso fue cuidadosamente cercenada por los multimedios dominantes que desinforman al pueblo entero, como durante 7 largos años ocultaron la prisión y tortura de los 5 héroes en cárceles norteamericanas, hasta que quien esto escribe fue invitado a la TV por un hijo de puta (a mas de conductor famoso), que anhelaba ensuciar a Cuba y resultó trasquilado cuando reporteado en directo al aire extraje de mi bolso una gran foto a color de los 5 rostros y la mostré a cámaras añadiendo que me avergonzaba la TV argentina que durante todo esos 7 años había ocultado la noticia.  ¿Y el mar, y la playa?  ese 29 de Enero fuimos a las Playas del Este que son hermosísimas, fina arena, oleaje casi inexistente.  Agua cálida absolutamente trasparente, de mi reposera y sombrilla cuelgo los rostros de los cinco, el cartel de Chaubloqueo, fotos del Che y Fidel, llegan unos 20 jóvenes extranjeros (Canadá) con una dama cubana y le planteo a ella que cuando guste puedo darles una charla a los muchachos sobre el Che Guevara, que me avise.  No me avisó, pasaron 3 hs y nada. No pude oir ni ver el “juguete suicida” que usamos en Argentina para que se nos mueran, o discapaciten nuestros niños y jóvenes. Hablo del cuatriciclo motor. Se ve que son inteligentes estos cubanos.  Almorzamos en un ranchón deliciosa comida, el lugar hermoso y mesa por mesa avanzaba un…. “mago”.  El hombre hábil prestidigitador, pero cuando llega a nuestra mesa el mago fui yo y le descargué 3 poesías cubanas, gratis.  Quedó agradecido y sorprendido.  Ministerio de Cultura, Saida la hermana de Soraida la santiaguera es un clon de ella en positivismo, inteligencia y belleza.  Nos recibe,  presenta, halaga y obsequia valioso material en DVD´s y libros, que nos serán sumamente útiles para nuestra guerra contra el bloqueo desde Argentina.  Radio Habana Cuba, Rosario Lafite y el colectivo DE MUJERES de toda edad, con las que intercambiamos como si fueramos familia.  Nos llenan de obsequios, banderines, calendarios, folletos, pines de los cinco, de Fidel  y...  amor. El fuerte de La Cabaña sobre el mar, lugar increíble donde residió la Comandancia del Che.  Visitamos el pequeño museo de él, y no tuvimos suerte con el que acababa de inaugurar 2 días atrás allí mismo Maduro sobre Hugo Chávez.  Desde que llegamos intento ubicar el domicilio de la “personal – bloguera” que disfrutamos los argentinos amigos de Cuba, la Polilla Rosa Baez. Consigo el teléfono y me atiende ella. Le miento que soy un turista amigo de un tal Toto  (¿seré amigo mío?)  para sorprenderla y pudimos con Irene llegar a la Villa Panamericana abrazarla y besarla, conocer su amiga, su hogar, su bunker de trabajo revolucionario frente al mar, todo luz, aire y energía positiva. Nos fotografiamos, acariciamos su perro, nos emocionamos. Y en algún rincón nos quedamos de alguna forma escondidos para no irnos nunca.  Manuel es cubano, conduce un Dodge 1950 que nos llevó y nos trajo.  Su madre y Araceli la abuela nos dieron alojamiento como turistas y esos días fueron muy lindos compartiendo con las jimaguas (mellizas de 14 años) de Manuel, que a mi pedido escribieron sendas críticas a una revista infantil argentina que les entregué. 

La última tarde en Habana la disfrutamos en lo de Marthica Pérez junto con Blanca Mesa (nuestras columnas cubanas) que tanto ayudaron al crecimiento de Chaubloqueo nuestro movimiento de solidaridad con Cuba. 

Llegué hasta el Panteón de las F.A.R. (Fuerzas Armadas Revolucionarias)  llegué a rendir homenaje a Rolando Pérez Quintosa, joven policía asesinado en 1992,  Héroe de la República de Cuba para el que doné sangre, cosa que motivó el nacimiento de “Chaubloqueo” y a los 4 años la fundación del 1er. Museo Suramericano al Che Guevara en Buenos Aires. El guardia del Panteón fue testigo de como declamé en alta voz el poema “Santiago de Cuba”, donde Mariana Grajales, la madre de los Maceo hizo muchos años después que Manuel Navarro Luna escribiera un maravilloso poema donde finaliza con …. ¡ “Fuera. Fuera de aquí. !  ¡ No aguanto lágrimas ! Dentro del  Cementerio Colón a la puerta de la iglesia el cura sentado con 2 feligresas. Me acerqué y pedí bendijera la antigua y hermosa medalla de plata de la Virgen del Cobre, que Gladys me había obsequiado en Santa Clara.  El hombre lo hizo y le dije que era argentino como el Papa,  que Roma ya era nuestra, ahora iríamos por Nápoli.  Sonrió un poquito.  8.30 hs volábamos hacia Panamá y en Holguín (por CMKO Radio Angulo) se propalaba el reportaje que me hizo mi amigo Martín Arranz locutor y creador del programa dominguero de tango “La Voz inmortal de Carlos Gardel” .  Lamenté no haber podido abrazar a Deisy Francis Mexidor la periodista negra cubana y a Graciela Ramírez nuestra compatriota blanca que nos mantiene “cubanizados” desde La Habana.   Fidel a Obama… I have a DREAM (yo tengo un sueño), you have a DRONE (vos tenés un dron).  3   Febrero  2014  llegamos y Argentina nos DA LA BIENVENIDA -   /// Ser africano en Buenos Aires Defensoría del Pueblo denunció a Policía Metropolitana y a funcionarios del gobierno porteño por “vejaciones, coacción agravada y privación ilegal de la libertad” contra senegaleses. Allanaron hotel donde viven, de madrugada y a la fuerza. Secuestraron mercadería, maniataron a menores y desnudaron mujeres./ La redacción se convulsionó esta mañana,  3 hombres armados ingresaron por la fuerza a  diario El Sol de Mendoza, por denuncia que el matutino realizó a la Policía sobre líder narco de Godoy Cruz que ordenó asesinar a periodistas investigación que llevaron a cabo.  vivieron momentos de tensión cuando,  los sujetos armados redujeron al personal de seguridad privada, tomaron elementos, insultaron y se fueron.  Desde el jueves varios periodistas están con custodia policial. "No llamés a la Policía porque te morís”, le gritó uno de los jóvenes ladrones mientras le apuntaba al cuerpo con un arma de fuego. ///  Tenía 12 añitos,  asiste a un baile de parroquia de barrio, una mujer la acompaña de regreso a su casa a la 1 a.m. la ve entrar y cerrar con llave. A las 2 horas la encuentran tirada entre  matorrales a 40 mts. de su casa, violada y estrangulada.  ///  Serán unas 40, el hombre recorría provincias y se conectaba con niñas de 13 o 14 años con la computadora ofreciéndoles trabajar como modelos de ropa, las citaba, drogaba y violaba.  Narcos y policías detrás de amenazas de muerte al ministro de Seguridad en Santa Fé  Mientras la justicia provincial avanza en la desarticulación de la banda narco Raúl Lamberto recibió amenazas.   “Que se dejen de joder” fue el texto que el Ministro Lamberto recibió en su teléfono celular. A su vez, el auto donde habitualmente viaja el Secretario de Seguridad, Matías Drivet, fue intimidado el miércoles por la madrugada en la autopista Rosario – Buenos Aires cuando un Bora color negro se puso detrás del auto oficial y comenzó a acelerar y a acercarse de manera amenazante.  En el auto oficial viajaban funcionarios de la cartera de Seguridad que se reunirían con representantes del gobierno Nacional.  Durante el día se registraron los mensajes amenazantes.  Según trascendidos periodísticos, otro de los mensajes habría sido dirigido a la hermana de Matías Drivet quien se desempeña como médica en la ciudad vecina a Rosario, Villa Gobernador Gálvez, donde la guerra narco también se ha cobrado la vida de muchas personas.  Se relacionaron las amenazas con el crimen del narco Luis Medina y el atentado al gobernador Bonfatti el año pasado en su casa.  funcionarios ya habían sido amenazados en 2013 cuando una voz anónima había alertado que iban a colocar explosivos contra el juez Juan Carlos Vienna, el Ministro Lamberto y contra todos los funcionarios.  Las amenazas se dan en el marco de los acuerdos entre la provincia con funcionarios Nacionales para la lucha en conjunto contra el narcotráfico y políticas para la disminución de los altos índices de homicidios registrados en Rosario y Santa Fe.  Allanamientos en barrio La Granada dieron con túneles utilizados, para refugio o huida de los integrantes de la organización criminal.   Una diputada, también apuntó a sectores de la policía: “seguramente hay participación de elementos de la policía. Sin lugar a dudas, cada vez que ocurre un hecho de esta magnitud, luego se conoce que hay elementos de las fuerzas de seguridad involucrados” y citó como ejemplo el atentado a Bonfatti donde hay uniformados comprometidos.  //  Desaparecen jovencitas, desaparecen mujeres adultas, algunos cuerpos aparecen sin vida y violadas. // Tras 18 días de huelga de los maestros de escuelas primaria (sin dictar clases) los niños pudieron comenzar el curso 2014. //   Rosario cuna del linchamiento, joven 18 años fue golpeado hasta la muerte por varios vecinos que lo acusaban de arrebatarle la cartera a una mujer. //  8 heridos de bala por enfrentamientos de integrantes de barrabravas del mismo club de futbol.

Eladio González   toto   fundador y director conjunto con Irene Perpiñal del Museo Ernesto Che Guevara de CUBA.

Nota: la foto la puse yó misma  peroestoy segura de que al autor le agradará.

Vistas: 714

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

La destructora guerra económica endógena en Venezuela.

Por: Freddy Marcial Ramos.17/08/19Respetables lectoras y lectores.        Lo que está ocurriendo económicamente en el seno de las familias que integran a la sociedad económicamente vulnerable venezolanas, fundamentalmente en los grupos familiares…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 31.

La Burguesía colombiana cipaya del Gob. Imperial de EUA obliga el desafortunado resurgir de las FARC-EP.

Por: Freddy Marcial Ramos30/06/2019Respetables lectoras y lectores.La interminable “Guerra civil simulada colombiana”, continua transitando el fatídico camino de la constante violación de los Derechos Humanos fundamentales del humilde pueblo hermano…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 30.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio