HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

No hay duda de que la aceleración del proceso en cuestión se debe a estos fenómenos contemporáneos de globalización y virtualizacion en nuestra sociedad. Con la creación de redes globales, las distancias físicas que separaron a los seres humanos han perdido su significado. A través de la televisión y las computadoras, los eventos que ocurren en el otro extremo del mundo entran en nuestras vidas instantáneamente, pasando de lo virtual a lo concreto y de lo particular a lo global.

Sin utopías, la vida es como un viaje a ninguna parte, sin norte, la suerte esta ya echada. La humanidad se hace el harakiri y la historia deja de ser tal para convertirse en eterno retorno.

Constantemente las utopías son consideradas como no existentes y es la razón por la cual son excluidas tanto del campo del saber como del quehacer humano. Como de la ciencia, de las letras, de la economía y también de la ética. Incluyendo también la filosofía, la política, la religión, la teología, y de los movimientos sociales. Sin escatimar la filosofía donde la utopía es considerada como un sueño.

Sin contemplar que en la gran multitud de los seres humanos la utopía es el horizonte que todo ser humano sueña realizar.

Podemos apreciar que hoy en tiempo de crisis en justamente la utopía que lleva al encuentro de las religiones y las éticas. Los dos elementos son en ellas mismas fuentes de utopías, las dos en ciertas ocasiones frenan los ideales mas nobles de los seres humanos.

Podemos ver una de las utopías mas generalizadas en los seres humanos en cuanto a sus creencias o religiones, como, por ejemplo :

las utopías que expresan una situación de armonía de la humanidad en relación al cosmos, la naturaleza y la relación con sus semejantes para llevarlos a lo divino.  Proponiendo caminos de esperanza que conducen a la iluminación.

Los diez mandamientos, como deberes señalando metas para vivir en este mundo en donde la muerte será una especie de premio para encontrarse con lo divino.

La sumisión y aceptación de lo desconocido, vendrá para salvarnos.

Indudablemente que las utopías después de la muerte no son apreciadas por el conjunto de los creyentes o no creyentes, desde el punto de vista de la eternidad.

Mas bien es preferible hacer justicia o rehabilitar a las victimas devolviendo su dignidad en la tierra de acuerdo a lo que se les negó.

Hay creyentes de religiones que suelen ser fatalistas y responden a consignas resignadas como; “tenia que suceder” o “estaba escrito”, otros “es de Dios”, y no creen en la capacidad de los seres humanos y dirigirla en dirección al futuro.

Sacrifican las ilusiones y las fantasías a las situaciones reales ; “las cosas son como son y no podían ser de otra manera” los hechos son tozudos con clara tendencia a seguir el camino del dogmatismo y de la ortodoxia. De hecho, no todos los comportamientos son ejemplares en las personas que siguen una religión, a veces generan escándalos, se alejan de la meta y provocan desaliento en los creyentes.

Por otro lado, las religiones en la mayoría de las veces ofrecen visiones catastróficas del presente y tienden a mirar mas bien hacia el pasado mas que el futuro, especificando que el pasado fue mucho mejor, sacralizan la tradición convirtiéndola en norma de conducta sin lograr crear o imaginar.

Las éticas ofrecen principios morales

Ideales de conducta ejemplares y valores que orientan hacia la utopía de un mundo mas justo. Fraterno solidario ayudar a convivir y compartir, invitando a la buena vida y a la felicidad. Criticando el orden establecido excluyente de las mayorías, proponiendo alternativas de vida inclusivas donde quepamos todos y todas. En su mayoría afirman la importancia de tener una relación interactiva entre los seres humanos y la naturaleza, se puede considerar que esta es la cara amable de las éticas.

En la obra Ética radical, el filosofo Carlos Paris, hace una remarcable presentación sobre lo que la racionalidad del altruismo que lo define como el yo y el otro, refiriéndose a Martin Buber, quien escribió en 1923, sobre el “yo y el tu”, que son inseparables. No puede existir solamente el tu sin el Yo. Que en definitiva la es la base de la argumentación del altruismo en donde el ser humano va hacia una meta realizadora de lo humano, que es la verdadera utopía. Esta utopía no puede ser abstracta, elle se traduce en una realidad en cada contexto y en la emancipación de los sectores mas vulnerables de la sociedad.

Como es el caso de hoy en que estamos en plena crisis de sociedad.

Habría que resaltar que no todas las éticas conducen a la utopía. Como por ejemplo esas que consagran el orden establecido y legitiman comportamientos opresores, atentan contra la naturaleza utilizando los seres humanos no como fines en si mismo, sino como medios para conseguir otros fines que pueden ser falsamente superiores.

Por ejemplo :

la ética productivista, donde se considera al ser humano unidimensionalmente como ser productivo guiándose por el principio “tanto vales como cuanto produces”.

La ética mercantil, reduce todo a la mercancía, incluyendo al ser humano, como la compraventa con el único objetivo de conseguir beneficios, entendiendo como relación la mercancía en general.

La ética individualista, es como una especie de autismo donde descuida la dimensión comunitaria de los seres humanos sin fomentar la solidaridad ni la convivialidad.

La ética de los señores, léase aristocracia, se ocupa de legitimar el estilo de vida de las elites, justificándolas en función del origen social o de los supuestos derechos históricos como forma de preservar sus derechos.

La ética del capitalismo, fomenta el beneficio, la ganancia, la acumulación, el tener frente al ser poderoso, millonario poseedor del poder y la fuerza económica productiva.

La ética de la razón de estado, defiende el orden como valor absoluto, recurriendo a la violencia si es preciso, como forma de buscar la estabilidad del poder, aun cuando tenga que negar ciertos derechos a la ciudadanía, incluso sofocando los derechos humanos como forma de proteger el estado, aunque sea necesario reprimir.

En su obra Carlos París, dedica paginas antológicas a la critica filosófica del egoísmo demostrando la racionalidad superior del altruismo.

La critica filosófica del egoísmo: este es cuestionado en su doble modalidad, el individual ocultado o disimulado en la historia humana. El colectivo convertido en norma publica de acción que no es otra cosa que la dilatación del egoísmo hasta la exaltación de un nosotros cerrado y hostil frente a quienes no forman parte del grupo. Además, estrecha la acción de una minoría a un fragmento de la humanidad, ya sea la nación, la raza, la religión, la familia.

Relacionado con los intereses del grupo como ideal de la organización social asentada sobre las diferencias jerárquicas y sobre una supuesta superioridad moral.

Postura que desemboca en xenofobia y genocidios. París, hace una severísima critica ética, filosófica, política, y económica del capitalismo, demostrando la inferioridad de este. De igual manera como la de todas las sociedades basadas en la división de clases y guiadas por el egoísmo individual o colectivo.

Alianzas entre religiones, éticas y movimientos sociales en tiempos de crisis.

A las religiones y las éticas habría que sumar un tercer elemento en el camino hacia la utopía: los movimientos sociales, que constituyen la mediación necesaria e irrenunciable para avanzar en la dirección de una sociedad igualitaria con la perspectiva de la interculturalidad.

Podemos apreciar como el dialogo interreligioso, el feminismo y el respeto a las diferencias son elementos que están hipócritamente incorporados.

La alianza entre religiones, las éticas y movimientos sociales puede contribuir positivamente a mantener viva la esperanza a través del optimismo militante de crisis. Sobre todo en estos tiempos en donde el pesimismo, la desesperanza, la depresión, la apatía, la indiferencia, la pasividad y el desencanto.

Es en tiempos de crisis cuando los sectores marginados toman conciencia de la negatividad de la historia, expresando su insatisfacción con la realidad. Muestran un descontento e indignación con protestas, es en ese momento que se radicalizan en el sentido critico, formulando utopías movilizadoras de las energías emancipadoras de lo humanidad.

Es ahora cuando es necesario mas que nunca sacar a la luz lo que anida en lo profundo de cada ser humano para activar su potencialidad de lo humano.

Sin utopías, la vida es como un viaje a ninguna parte, sin norte, la suerte esta ya echada.

La humanidad se hace el harakiri y la historia deja de ser tal para convertirse en eterno retorno.

Las computadoras y las tecnologías de comunicación nunca pueden reemplazar el contacto humano real que es el diálogo, la interacción específica de las relaciones directas que se manifiestan en reuniones o manifestaciones de protesta por una justicia social.

Lo ideal en nuestro tiempo sería desarrollar la existencia de una red de individuos de pensamiento libre, que hayan roto todos los lazos con los parentescos y discapacidades tradicionales de la sociedad.

  Sin embargo, para ser verdaderamente libres, deben ser autónomos, disciplinados y basados en la realidad a través de una organización. Deben ser capaces de un análisis claro sin ser influenciados por los torrentes de información que fluyen sobre ellos.

Estas son las cualidades más difíciles de desarrollar en una sociedad donde reina lo virtual y que ofrece tan pocas posibilidades a las clases sociales más desfavorecidas.

El nuevo mundo será una batalla a muerte entre dos conceptos de sociedad. Entre el individualismo y el humanismo, entre justicia y capitalismo. Todos hemos sido condicionados, desde una temprana edad, en las escuelas, en los liceos y en las universidades para aceptar este tipo de sociedad. Si queremos otra sociedad, será una lucha de organización, de pensamiento sobre un proyecto, esta será sangrienta y mortal para los más desfavorecidos.

Guillermo Saavedra

Vistas: 42

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

La destructora guerra económica endógena en Venezuela.

Por: Freddy Marcial Ramos.17/08/19Respetables lectoras y lectores.        Lo que está ocurriendo económicamente en el seno de las familias que integran a la sociedad económicamente vulnerable venezolanas, fundamentalmente en los grupos familiares…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 31, 2019.

La Burguesía colombiana cipaya del Gob. Imperial de EUA obliga el desafortunado resurgir de las FARC-EP.

Por: Freddy Marcial Ramos30/06/2019Respetables lectoras y lectores.La interminable “Guerra civil simulada colombiana”, continua transitando el fatídico camino de la constante violación de los Derechos Humanos fundamentales del humilde pueblo hermano…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 30, 2019.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio