HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

Deseo poner a su disposición esta selección de poemas pertenecientes al poemario inédito MIS GUERRAS Y OTRAS BALLAS. 

eL prologuista y poeta cubano Lucio Estévez hizo el siguiente comentario de este Libro:

Mis guerras y otras batallas, del escritor y poeta cubano, Ernesto Rodríguez del Valle.

Este poemario, además de la espontaneidad con que está escrito  nada furtivo hay en él pues hay un trabajo autoral exhaustivo en búsqueda de encontrar un lenguaje particular que exprese los sentimientos inspiradores del autor y gane el respeto de sus lectores.

Cuaderno Nro. 1. MIS GUERRAS.

LA VIDA (Decineto)

 


Unos la enfrentan a patadas
cuchillo en boca, al abordaje
dejando todo en el cordaje.


Otros, en luz a rebanadas,
a verso, en páginas calladas,
con poco o nada de equipaje.

Mas todos, vaya la ironía
caen a la orilla de la roca,
rogando amor a flor de boca
bajo una losa blanca y fría

SIEMPRE EL MISMO)

 

 

​Viene el insomnio con su capa negra,

su As de basto, en la jugada sucia.

Me rodea con la sombra de su astucia

y en el todo de su nada allí me integra

 

Pensé en asirme del hilo de la luna

con mi perro infantil en la memoria..

pensé salvarme al centro de la historia

en el silencio que la mirada acuna.

 

Pero me dije, no es cosa del idilio

cuando el hombre se presta a la huida

​o ​dejar la cicatriz de la mordida

​en el trombo de la huida hacia el concilio

 

Por eso llevo el ladrido de mi perro

​en aquel pedazo de niño e inocencia

que ha marcado por años mi presencia:

​desnudo siempre estoy,  y no me aterro

EL MIEDO

 

 

 

Si 

de bruma silenciosa, sin pies y sin cabeza.viene con el filo de su áspera figura

Si apura la mirada, el susto, la sorpresa

de aquello que le embiste, que dentro le inaugura

como un temblor de ave, ante la muerte oscura.

 

Si viene sin su falda y en un guiño te besa,

que no tiemblen tus manos. El miedo en su estructura

es solamente miedo, su necia mordedura

a la luz de la mente, a la mente regresa,

pues todo se razona con más brillo y certeza.

 

EL PECHO, DE AZUL, SE ME DESANGRA

 

 

 

En locura de luz, galope y polvareda

el pecho se deshoja, inflama, vuela , sube.

Fogoso, en ágil viento remonta cruz y nube;

quedándose dormido, en suave canto queda.

 

La salvaje eclosión celeste se avizora,

y al escuchar el canto que inmola en el reposo.

se encabrita en  la bruma el alazán brioso

del verso que renace al centro de la aurora..

 

Y va cayendo el cuerpo en brava Eucaristía

revelando en el hueso de aquella sombra fría

el versículo hosco de un ansia cardenal.

 

El himno sube al atrio cubriendo el santo miedo

con el  antiguo manto que pende de aquel dedo

señalando la ruta de su ansia animal..

EL EXILIO

Es verdad Benedetti lo que dices

 "el exilio fue siempre un desafío"
en la guerra del Hombre con si mismo.
en la batalla neutral con lo imposible.

 

Pero asi fornica, come sin la tilde

Que aminore su luz en ese mínimo

Instante , cargando al lomo ese racimo

de angustias que trazan el camino.

 

Tú lo dijiste no sé en qué momento

cuando la sangre rajada de tus venas

Se vertía de un tirón contra el veneno

 

del injusto desnivel en que la rosa

no pensaba jamás que quien la besa

es quien la fiebre pronto la despoja.

SUERTE Y DESCONCIERTO

 

 

 

Si vienes del enorme desconcierto,

de la gris circunstancia, o de la suerte.

Si vienes con la broma que convierte

en hábito, lo trágico y lo muerto.

 

Si asumes lo fértil de mi huerto

bebiendo del agua que se vierte

y  avivas la sed que te hace fuerte,

pido que no dudes de lo cierto.

 

Mas, si vienes del altar de la vergüenza

desnuda,  sin dudar esas angustias

y olvidas  para siempre aquellas mustias

azucenas que en mis manos viste.

 

La razón de vivir que nos embiste

es vivir la razón que ahora comienza. 

Cuaderno Nro. 2   OTRAS BATALLAS.

Nuestras guerras internas, nuestra propia batalla,
todos las asumimos en zonas diferentes.
Algunos, en trincheras de ideas malolientes;
las enfrentamos otros, con versos por metralla.

 

 

POSESION

 

                                                    Cuerpo de mujer, blancas colinas,  muslos blancos

                                  Te pareces al mundo en tu actitud de entrega.

                        Mi cuerpo de labriego salvaje te socava

                            Y hace saltar al hijo del fondo de la tierra.

                                                                                                Pablo Neruda

                                                                                                Poema Nro. 1

                                                        Veinte poemas de amor y una canción desesperada

 

 

Tu cuerpo se me antoja el mundo en primavera

Estas lista y tendida, perfumada de arandanos
la piel como de nina, resplandeciente y plena
cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos.

Espera por mis mieles de fiebre y desconcierto
tu cuerpo distendido abierto a mis colmenas
te pareces al trigo fermentado en el tiempo
te pareces al mundo en tu actitud de entrega
.

 

Estoy sobre tu cuerpo para aliviar la furia
que en tus ojos del Sur escapa en llamaradas.
Te abro como al surco en su  estacion mas pura,
mi cuerpo de labriego salvaje te socava.

Los párpados ocultan la flor de los delirios

Desnuda te proclamas en deliciosa queja
y en un grito de paz, sin rezos y sin ritos
te hago saltar al hijo del fondo de la tierra.

 

 

 

MI ESTRATEGIA

 

   

Perder una batalla no es perder la guerra,

por eso mi estrategia es emboscar

hasta tu aliento en las tantas encrucijadas

donde las huestes de tu esencia, se agazapan.

En el Arte de esta contienda

yo seré paciente.

 Mis planes belicistas

son el verte desnuda

y desarmada

a la entrega total

de tus bastiones

 entonces, lo prometo,

no habrá entre nosotros

 firmas de Paz

en Armisticio alguno.

EN PRIMERA LÍNEA

 

 

 

 Has espiado mi armamento

pero de nada te vale.
Mis arsenales cambian

de coordenadas según

programas y estrategias,

sin embargo tus defensas,

que crees infalibles,
ya han perdido su poder

de dominio,

Es que la soberbia,

-querida contrincante-,

en la batalla, no lleva a nadie a la victoria;

y en el amor,  jamás  convence

 

IMPIEDAD DE LOS AMANTES 

 

Para Victoria, por toda explicación.

 

 

Ella se desnuda piel a piel en un afán por intentar

el latido de las estrellas en su cuerpo.

Él recuerda que se abstuvo de tomarle el pulso al tiempo

y la amó con la simple cordialidad de los amigos.

Besó toda su femineidad como si besara una sombra

 Ungió los  senos y ese vientre que siempre le parecieron

ser la planicie  perfecta de otra geografía.

Cordialmente saltaron algunas palabras que volaron

junto a las notas de la quinta sinfonía de Beethoven

pero ya el viejo alemán no era el encanto de los primeros días.

La habitación seguía estando allí con sus paredes y ventanas

y el techo peligrosamente encima  de sus cuerpos.

después de todo, ella sació la hembra que lleva en el sexo,

pero comprendieron que nada fue igual ni comparado a aquellos días

en que las fieras indomables escapaban de sus cuerpos.

Pudieron haberlas encontrado pero el tiempo era más que una liturgia

y demasiado el cáliz de la ausencia que apuraron en el rito.

Una cortina de olvido quedó cerrada para siempre

cuando se despidieron  con un adiós callado.

quedaron divididos en fragmentos que comenzaron a desvivirse

                                                                                    desde entonces…

NO QUIERO QUE TE RINDAS

 

 

 

Hazme la batalla según tus estrategias.
Enfréntame. 

Tus líneas defensivas, las conozco.
Las he repasado noche a noche.
Me sé  tus hondonadas  de memoria

y  he escudriñado promontorios, 

 trincheras y atalayas.

Tus puntos estratégicos 

los he registrado uno a uno.

Tus zonas erógenas  vislumbradas

y previstas en mi plan de ataque.
Pero no te rindas aún, 

utiliza tus tácticas a pierna abierta.
Mi objetivo  -tu lo sabes desde siempre- 

de todos tus puntos combativos,
luego de tomados tus baluartes,.

es rendir, en movimientos tácticos, 

el Punto 'G' con el que siempre capitulas.

 

 

 

 

Vistas: 481

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

La destructora guerra económica endógena en Venezuela.

Por: Freddy Marcial Ramos.17/08/19Respetables lectoras y lectores.        Lo que está ocurriendo económicamente en el seno de las familias que integran a la sociedad económicamente vulnerable venezolanas, fundamentalmente en los grupos familiares…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 31, 2019.

La Burguesía colombiana cipaya del Gob. Imperial de EUA obliga el desafortunado resurgir de las FARC-EP.

Por: Freddy Marcial Ramos30/06/2019Respetables lectoras y lectores.La interminable “Guerra civil simulada colombiana”, continua transitando el fatídico camino de la constante violación de los Derechos Humanos fundamentales del humilde pueblo hermano…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 30, 2019.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio