HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

Por Jorge  C. Oliva Espinosa

Cuando se estudia Física, se aprende que la Entropía mide el desorden de un sistema; cuanto más organizado se encuentre éste, menor será la entropía que posea. Posteriormente, la Informática definió la Entropía como medida de la incertidumbre existente ante un conjunto de mensajes, de los cuales se va a recibir uno solo. Al aplicar cualquiera de los dos conceptos, se hace evidente que a nuestro alrededor reina una gran Entropía; en efecto, es irrebatible que queda mucho por avanzar en organización y que de continuo, están llegando mensajes diversos y uno solo de ellos va a ser válido.

 Al derrocar a la tiranía, se abrió ante nosotros el caos que significa toda Revolución. En su discurso del 11 de enero de 1960, donde hizo un resumen del año anterior (1), Fidel  dijo: “La Revolución es, de todos los acontecimientos históricos, el más complejo y el más convulso”.

 Como el día antes de la Creación, todo estaba por hacer; si se quería construir una verdadera y nueva sociedad, era imprescindible reemplazar las viejas estructuras del poder corrompido y opresor, demoler instituciones, crear otras, promulgar nuevas leyes, establecer el marco jurídico necesario para hacer valer el derecho de los oprimidos; y entre esos derechos, el de labrar su propio destino.

La confusión de los primeros meses, se fue disipando y los confundidos entendieron que esta era una Revolución verdadera y no otra demagógica y frustrante, simple algarabía de farsantes politiqueros. Temprano lo comprendió así, nuestro vecino del Norte, que de inmediato nos enfiló sus cañones, se quitó la careta y se proclamó nuestro enemigo.

 Conscientes de la necesidad de organizarnos, uno de los primeros años (1962) fue llamado “Año de la Planificación”; pero no bastaba ni basta con otorgarle a un año ese nombre y centrar los esfuerzos de ese lapso en planear una organización eficiente. Organizar es una tarea permanente, donde es necesario, continuamente, introducir la corrección de desviaciones y la enmienda oportuna de errores.

Está demostrado que las rectificaciones no se pueden establecer a intervalos periódicos, ni aplazarse su instrumentación; requieren de aplicación inmediata, una vez detectada su necesidad. Para que esta detección sea oportuna, es imprescindible una vigilancia constante sobre el sistema.

 Cuando el gobierno revolucionario se declaró socialista, todavía estaba enfrascado en los cambios y no había alcanzado el nivel de organización requerido. Todo volvió a cambiar en medio de un proceso de cambios no concluido. Y esto repercutió en los abastecimientos, en el comercio exterior, en las estructura institucionales, en la economía y en  general en la vida cotidiana de todos. Volvía a crecer la Entropía; entonces, la palabra salvadora fue “El Plan”; la planificación a que obligaba la nueva situación y la condición de país no capitalista, se convirtió en la tabla de salvación a la que aferrarse. Como buenos cubanos, se fue a los extremos y se aplicó una planificación rígida; pero esta rigidez chocó con la necesidad y con el voluntarismo de muchas decisiones tomadas en la cúpula de mando.

 Fue así que la “Junta Central de Planificación” fue perdiendo protagonismo y autoridad, sus presidentes fueron sustituidos y en algunos casos, cayó sobre ellos, la culpa del desorden.

Cuando ocurrió el derrumbe del “socialismo real” y desaparecieron los hermanos del Campo Socialista y con ellos la Unión Soviética, todavía se estaba en la adaptación a las condiciones del CAME. Entonces, se hizo evidente la exigencia de una rectificación del rumbo y de nuevo volvía a crecer la Entropía. Hoy nadie niega la necesidad de sustituir los modelos copiados de sistemas que probaron su ineficacia

La planificación, aunque caracterice a la economía socialista, no es exclusiva del Socialismo, porque los capitalistas, atentos siempre al Mercado, también planifican. Su utilización es necesaria, sin olvidar que los planes deben poseer la flexibilidad que demandan las contingencias a las que está expuesto nuestro país. Y esta organización que es válida para la Economía, lo es también para toda la sociedad; entonces, ¡Reduzcamos todo lo posible el nivel actual de Entropía! Para ello es necesario que recibamos el mensaje de contenido  unívoco, que reine entre nosotros el orden y la disciplina. Pero  hagámoslo con la participación consciente de todos, no por impuesto  mandato disciplinario. ¡El destino de la Patria lo reclama!  

Desde Regla,  Ayer “La Sierra Chiquita”; ayer, hoy y siempre, bastión de rebelde cubanía.  

Julio 31 de 2013  

(1) Castro Ruz, F.  (1967) “Aniversarios del triunfo de la revolución  cubana, (discursos)”.
La Habana, Editora Política, página 37

Vistas: 73

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

La destructora guerra económica endógena en Venezuela.

Por: Freddy Marcial Ramos.17/08/19Respetables lectoras y lectores.        Lo que está ocurriendo económicamente en el seno de las familias que integran a la sociedad económicamente vulnerable venezolanas, fundamentalmente en los grupos familiares…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 31, 2019.

La Burguesía colombiana cipaya del Gob. Imperial de EUA obliga el desafortunado resurgir de las FARC-EP.

Por: Freddy Marcial Ramos30/06/2019Respetables lectoras y lectores.La interminable “Guerra civil simulada colombiana”, continua transitando el fatídico camino de la constante violación de los Derechos Humanos fundamentales del humilde pueblo hermano…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 30, 2019.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio