HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

Jorge Gómez Barata

http://moncadalectores.blogspot.com/2011/07/noruega-11s-al-reves.html

 

En su obra “Elementos de la Ideología”, el filósofo francés Antoine Destutt de Tracy (1754-1836) acuñó el término “Ideología” con el significado de “estudios de las ideas” que en el siglo XX se utilizó para identificar los “sistemas de ideas” con matices clasistas y partidistas y más recientemente, sectarios o confesionales cosa que acentúa sus matices peyorativos.

A pesar de que en algunas universidades se insiste en el llamado “problema fundamental de la filosofía”; hace años que la sociología resolvió el modo de combinar la perspectiva materialista con la certeza de que las ideas: filosóficas, religiosas, morales, políticas, jurídicas, estética, económicas y de todo tipo son el principal elemento cohesionador de la estructura social y el motor del progreso. “Todo lo que los hombres hacen pasó antes por sus cabezas” y todas las grandes realizaciones humanas, primero fueron ideas.

En remotos y dilatados procesos, favorecidas por circunstancias casuales unas colectividades humanas avanzaron más de prisa que otras y por razones ignotas, usaron la precedencia en el desarrollo económico y tecnológico como mecanismo de dominación. No porque fueran criaturas especiales ni elegidas, sino porque poseían mejores armas, grandes buques y bestias domesticadas, los europeos tomaron posesión de América, inventaron la trata de esclavos y practicaron el colonialismo. Al prevalecer económica y militarmente sobre el resto del mundo, los “blancos” impusieron también su cultura, sus lenguas y sus ideas.

Por esas y otras razones, la lucha contra el colonialismo y la opresión significó no sólo la defensa de la libertad de la tierra y las personas, sino también la reivindicación de la identidad: la fe, la lengua y otros valores culturales. Fueron los europeos quienes con las Cruzadas y con la evangelización del Nuevo Mundo cubrieron sus afanes de conquista y saqueo con mantos ideológicos.

A pesar de los viejos y nuevos imperios, con el progreso cultural avanzó la razón. Los pueblos se conocieron, las culturas y civilizaciones se identificaron y después de conquistas, repartos a escala planetaria, dos guerras mundiales, el fin del colonialismo, la derrota del fascismo y más recientemente del apartheid, la tolerancia se instaló en los ambientes internacionales.

Las lenguas, las religiones, la literatura y el arte nacional, la psicología y la economía diferencian a las culturas y civilizaciones sin oponerlas y sin enemistarlas. Desde entonces las similitudes fueron más vigentes que las diferencias y lejos de dañar la convivencia, la diversidad y la simbiosis de las grandes realizaciones reforzaron el mejor de los productos de la civilización: la cultura universal.

Sin embargo, en los últimos sesenta años, asociado a procesos políticos desencadenados en el Medio Oriente con la fundación del Estado de Israel, la expulsión de los palestinos, el derrocamiento de Muhammad Mossadeg y la frustración de los proyectos nacionalistas y políticamente modernizadores y otros conflictos que conllevaron a la instalación de dos estados teocráticos (Israel e Irán), se crearon situaciones aprovechadas por elementos interesados en sembrar divisiones que promovieron la perversa idea del conflicto entre las civilizaciones, que se instaló en los ambientes más reaccionarios de oriente y occidente.

La idea de la confrontación entre las naciones, las culturas y las civilizaciones, la hostilidad entre diferentes religiones y manifestaciones de la fe; no son resultados del proceso civilizatorio sino su negación. Se trata de aberraciones políticas inducidas a partir de mezquinos intereses económicos, mercantiles, ambiciones territoriales y otras deformaciones de la condición humana.

Como parte de frustraciones de distinta naturaleza y escala como mutaciones malignas, paralelas a las grandes doctrinas humanistas y las religiones universales, han crecido sectas virtualmente satánicas que de modo ilegitimo intentan suplantar a expresiones de la cultura humana, entre ellas al Cristianismo y al Islam; al liberalismo y al socialismo. .

Osama ben-Laden, Al-Qaeda y el Talibán no han representado jamás a pueblo alguno, no fueron ni son luchadores sociales, patriotas ni abanderados del Islam; tampoco el noruego Anders Behering Breivik es exponente del pensamiento cristiano, de la fe compartida por la mayoría de los europeos, no asume los intereses del pueblo en que nació ni es representativo de la cultura vigente en el occidente cristiano.

La humanidad no debiera dejarse engañar otra vez. Osama ben-Laden y el 11/S dieron el pretexto para arrastrar al mundo a nuevas escaladas de odio y a guerras interminables; Noruega no puede conducir a lo mismo, sino a una reflexión de fondo para enfrentar con los recursos de la civilización, la cultura, la fe y la fuerza legítimamente empleada, el flagelo del terrorismo, el fundamentalismo y los crímenes de odio. Responder a la violencia con violencia y represión no es el camino. Allá nos vemos.

La Habana, 28 de julio de 2011

Vistas: 50

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

El asombroso auge del fascismo neo colonial popular

Sin descripción

Iniciada por Freddy Marcial Oct 9, 2018.

La Híper inflación la Deflación y la ingobernabilidad atentan contra la revolución venezolana.

 Por: Freddy Marcial Ramos.10/07/2018Respetables lectoras y lectores       Para quienes hemos pasado la mayor parte de nuestra vida creyendo y luchando por una doctrina revolucionaria socialista, y que mucho antes del año 1998 cuando el magnánimo…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Jul 18, 2018.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio