HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

Más sobre la visita de Obama o las dos caras de la moneda. Desde la mirada de una educadora cubana.

Por: Dra. Cs. Nancy Chacón Arteaga
Presidenta Cátedra de Ética Aplicada a la Educación
Profesora Titular de la Universidad Pedagógica Enrique José Varona

Muchas han sido las miradas, interpretaciones y lecturas, que en el controversial tema de la visita de Obama a Cuba han suscitado las más diversas opiniones y puntos de vista, pero en el imaginario social del cubano hay elementos que no escapan al más elemental sentido común, así vemos como el acercamiento en lo personal del Presidente Obama a la isla en el marco del esfuerzo conjunto para las normalizaciones de las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba, puede tener varias intenciones, pero hay un consenso acerca de que entre ellas la principal es el cambio de la política para en esencia, por otro camino, “aparentemente más suave”, lograr lo que el propio Obama calificó en su intervención del 17 de diciembre del 2014, como el fracaso de la política de EEUU contra nuestro país para eliminar el sistema revolucionario socialista, y que históricamente en los más de 50 años de Revolución, no han podido lograr, provocando un efecto bumerán de aislamiento internacional del gobierno norteamericano, respecto al caso Cuba. Este hecho precisamente nos pone en contacto con las dos caras de la moneda, ante lo cual debemos ser bien mesurados antes que dejarnos deslumbrar.

Quedó demostrado que con esa política prepotente y desacertada de desgaste, de invasión mercenaria, bloqueo, sabotajes, crímenes terroristas como el de la voladura del avión de Barbados, la Ley migratoria de ajuste cubano, los pies secos y pies mojados para estimular la emigración ilegal, acusaciones y criminalización de nuestro sistema social socialista como violador de los derechos humanos, e incluso con más de 200 intentos de magnicidio contra nuestro Líder histórico el Comandante en Jefe Fidel Castro, entre incontables y desesperadas acciones, se estrellaron contra la moral y los valores de la resistencia heroica, la toma de conciencia y el crecimiento cultural de nuestro pueblo, que aún pasando por las carencias, el costo de vidas inocentes y sacrificios vividos, sabe lo que significaría el dejar de ser lo que somos como patria y nación, un país libre, con independencia y soberanía, para convertirnos en el traspatio geopolítico del gobierno norteamericano.

Esta intención política está bien visible a flor de piel y no ha pasado inadvertida para muchos en cualquier parte del mundo, así como para los medios que la han declarado abiertamente como por ejemplo en este artículo que hallamos en internet una de las tantas web norteamericana en el que se dice: “El presidente Barack Obama iniciará una nueva era en la historia de las ríspidas relaciones entre Estados Unidos y Cuba con un viaje a la isla en pos de dos objetivos aparentemente contradictorios: consolidar su política de flexibilización y a la vez impulsar a los líderes comunistas de la isla a torcer el rumbo”.

En su discurso al pueblo cubano desde el Teatro Nacional Alicia Alonso, Obama nos dijo que viene en son de Paz con la “La rosa blanca” de José Martí, este es un bonito gesto y muy significativo, que la dignidad del cubano sabe apreciar muy bien desde nuestra identidad caribeña, que nos caracteriza como cálidos, hospitalarios, amistosos y solidarios, teniendo en cuenta que solo con el respeto de un trato y condiciones de iguales, puede haber diálogo y entendimiento en nuestras relaciones para llegar a la búsqueda de los “aspectos comunes”, a identificar lo que nos une para aproximarnos e intercambiar en lo que pueda resultar de beneficio mutuo.

A su vez, hay que ser realistas, conocer y respetar las grandes diferencias (que ambos presidentes reconocieron en sus discursos) que marcan las distancias entre las posiciones por una parte del sistema político socialista cubano sobre la base de principios éticos desde la mirada del sur, de país tercermundista, latinoamericano y caribeño, por la otra las del capitalismo imperialista norteamericano, a la cabeza de los países del primer mundo, lo cual significa hacer realidad la idea de que nuestros países puedan coexistir en paz, propiciando en el marco de la normalización de las relaciones el acercamiento y estrechamiento de los lazos fraternales entre ambos pueblos.

Esta es una realidad objetiva que nadie puede borrar, es una verdad de Perogrullo, como que “el sol no se puede tapar con un dedo”, lo que marca el escenario en que se produce este complejo y contradictorio proceso para la búsqueda responsable por ambas partes de las vías y caminos que concreten la normalización de nuestras relaciones, en ello aún queda mucho por hacer como acabar de levantar el Bloqueo y emplear las facultades presidenciales en sus puntos vulnerables para mellar sus carriles contra Cuba y nuestro desarrollo económico y social, así como cerrar la Base naval de Guantánamo y devolver el territorio, ilegalmente ocupado a Cuba.

Estos, entre otros temas de asuntos escabrosos, son tareas pendientes que hoy transitan por las negociaciones, conversaciones y protocolos por parte de ambos Presidentes, así como de las estructuras de los gobiernos involucradas y las cancillerías de ambas partes, en lo que se ha venido trabajando duro, muy seriamente y con apego al respeto de la ética de las normativas que exigen las Relaciones Internacionales en un diálogo civilizado, cuyos avances marcan un hito en esta visita después de 80 años, de ellos más de 50 sin relaciones, de un Presidente norteamericano a Cuba.

La insistencia de Obama de no ser presos de la Historia, de borrar el pasado como quien dice “borrón y cuenta nueva”, entre palabras de amistad, de “ayuda” e incluso de estimulación a los “empresarios cubanos” con los que se reunió, en este caso del sector no estatal, los que se reestructuran, reordenan y amplían respaldados por las Leyes creadas en el país, gracias a la política trazada en los Lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba en el 2011, instrumentada por nuestro gobierno y estado en la estrategia de actualización del modelo económico para el logro del desarrollo del socialismo cubano próspero y sostenible, ha sido un aspecto notablemente no bien recibido por quienes lo han escuchado ya sean jóvenes o no, lo que se considera incompatible con la conciencia social y la cultura identitaria del cubano.

Los cubanos estamos conscientes, en particular los educadores, de que la Historia nacional, regional y universal, ofrece las coordenadas en la ubicación de los pueblos y de cada persona para reconocerse a sí mismo en su identidad personal, nacional y cultural, dándonos respuestas a las preguntas de ¿Quién soy?, ¿De dónde vengo? Y ¿Hacia dónde voy?, es decir, solo conociendo el pasado histórico, podemos comprender el presente, para labrar los caminos de su edificación y proyectar el desarrollo futuro.

Interpretar la Historia como “vivir en el pasado” es como decir que no avanzaremos por los resentimientos acumulados, por las heridas recibidas o por ser las víctimas en esta historia de más de 500 siglos de luchas por la emancipación; pero para avanzar consciente y responsablemente con autodeterminación, hay que hacerlo a partir de las huellas marcadas y las lecciones aprendidas de la historia y sabiendo muy bien cuál es el terreno que se pisa cuando de reestablecer relaciones se trata, con un gobierno que históricamente ha tenido y sigue teniendo el lugar y el papel de ser el enemigo de la Revolución cubana desde el Siglo XIX y que desde entonces no pierden las esperanzas, como dice la propia Historia de las relaciones de los EEUU hacia Cuba en su política de la “fruta madura”, que la manzana caiga por su propio peso en sus manos.

Es indiscutible de que Obama tiene el mérito histórico de haber dado el paso en el camino hacia la flexibilización de la política de EE UU hacia Cuba, su visita es también un gesto valiente que sabemos justiapreciar, ya que el nivel de desarrollo cultural y político del pueblo cubano en unidad con nuestro Partido comunista y gobierno revolucionario, los valores desarrollados en el pueblo, como expresión de la inteligencia colectiva, revelan no solo que hemos resistido, sino que hemos sabido en tales condiciones desarrollarnos, que hemos logrado alcanzar altos niveles en la formación de profesionales competentes en múltiples sectores y esferas de la ciencia y la tecnología, la producción y los servicios, así como elevar los índices de calidad de vida en la población esenciales para la seguridad y el desarrollo pleno de los seres humanos, muchos de los cuales se ubican entre los que exhiben los países desarrollados en el mundo, dos de ellos reconocidos por Obama, la salud y la educación. Desde estas condiciones del desarrollo logrado sabremos seguir adelante orientados por nuestros valores, los principios ideopolíticos y éticos del socialismo, sin ceder ni “un tantico así” como nos dijera el Ché, con respecto al imperialismo, cuando de la Revolución cubana se trata.

Obama en su breve visita con su linda familia a Cuba, pudo sentir el calor humano que el pueblo cubano le brindó y su buena voluntad para construir este puente de relaciones y amistad sobre determinadas bases éticas como fundamento de todo lo jurídico, político y legal en materia de Relaciones internacionales; se percató que somos un país de paz, seguridad, solidario, amistoso, familiar, alegre, con sus tradiciones, religiosidad, humilde, trabajador, patriota, organizado, unido, que ama su historia, instruido, educado y culto, que defiende su independencia, soberanía y sus conquistas sociales del sistema socialista de justicia y equidad, sin discriminación, ni exclusión, sin analfabetos, represión, desaparecidos o baleados en las calles; un pueblo que sueña y labra un porvenir para las presentes y futuras generaciones de cubanas y cubanos en un Mundo mejor que sí es posible!!!

Vistas: 67

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

La destructora guerra económica endógena en Venezuela.

Por: Freddy Marcial Ramos.17/08/19Respetables lectoras y lectores.        Lo que está ocurriendo económicamente en el seno de las familias que integran a la sociedad económicamente vulnerable venezolanas, fundamentalmente en los grupos familiares…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 31, 2019.

La Burguesía colombiana cipaya del Gob. Imperial de EUA obliga el desafortunado resurgir de las FARC-EP.

Por: Freddy Marcial Ramos30/06/2019Respetables lectoras y lectores.La interminable “Guerra civil simulada colombiana”, continua transitando el fatídico camino de la constante violación de los Derechos Humanos fundamentales del humilde pueblo hermano…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 30, 2019.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio