HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

Los secretos más ocultos de los mafiosos anticubanos dentro del Congreso de Estados Unidos.

La mafia es así, actúa en las sombras y mueve sus peones silenciosamente, manipulándolos a su antojo, extorsionánodolos, sabiendo cómo usar a cada uno de los mismos, siempre sabedora omnisciente de sus defectos, sucios secretos, ambiciones, terquedades, obsesiones y corruptelas en las que ella misma los involucra. No hablo solo, por supuestos de la Cosa Nostra, de la mafia rusa o de la Yakuza, simplemente. También la mafia cubanoamericana, nacida allá por los 60, en Miami, nutrida por grandes potentados y esbirros batistianos, cuyos capos aún tratan de manejarlo todo tras bambalinas, incluso sus viejos acuerdos con la ultraderecha norteamericana, la CIA y todos aquellos soportes de poder que les sirvan para derrocar a Castro y restituir en Cuba los viejos tiempos.
Esos capos de la sombra participan en todo tipo de negocios y corruptelas de dudosa moralidad. Y no temen. Cuentan para ello con un ya consolidado tráfico de influencias, contribuciones a campañas de presidentes y gobernadores, de políticos corruptos, a los que sostienen financieramente con sus dineros. También fabrican y promueven personajillos a la escena política, ubicándolos en el Congreso y alcaldías para que representen sus turbios intereses al pie de la letra. Tampoco ha faltado su vínculo con el terrorismo, muchos de cuyos actos han financiado durante décadas. De hecho, aún permanecen  anquilosados en el stablishment como un parásito difícil de ser eliminado.
LA MAFIA CUBANOAMERICANA Y SUS ACTUALES AVATARES
Algo nuevo, empero, está sucediendo. Aunque sigue siendo poderosa y ejerce aún control sobre la política de La Florida y otras ciudades en donde abundan emigrados cubanos, el deterioro de imagen de sus peones, así como los lógicos cambios generacionales que sufre la comunidad cubano americana, aumentada por un enorme flujo de nuevos emigrantes, más interesados en sobrevivir dentro de las reglas excluyentes del capitalismo y en mantener una relación estrecha con sus familias en Cuba, que fomentar la tradicional intolerancia y hostilidad hacia la Isla, ha generado grandes cambios en la percepción sobre el tema cubano, y la mafia pierde terreno gradualmente, sin poder evitarlo. No cabe duda de que los tiempos de Papo Batista y Rafael Díaz Balart han ido languideciendo.
El sucio marketing de difamación mediática, basado en la satanización de la Revolución, apenas encuentra la resonancia deseada, y los electores ya no pueden ser manipulados a su libre albedrío por sus peones y  sargentos políticos. Las viejas posiciones de aislamiento y enfermiza intolerancia hacia Cuba parecen ceder lentamente en los últimos años y aflora una cada vez más consolidada posición de cercanía entre Cuba y su emigración. Es cierto que mucho hicieron para evitarlo: aún quedan en la memoria la muerte de más de una treintena de simpatizantes por el diálogo y los casi 500 atentados terroristas contra agencias de viajes, periodistas y todo aquel que tratara de marcar alternativas diferentes a las órdenes de la mafia cuabanoamericana. Es cierto también que, junto a los turbios intereses de la derecha conservadora, han sostenido un poderoso tinglado mediático a través de los canales de TV de los que son dueños, desde El Nuevo Herald y El Diario de las Américas, así como emisoras al estilo de Radio Mambí, La Poderosa, Radio/TV Martí y otras tantas vías que sirven de soporte a la más visceral guerra mediática anticubana. Todo parece, empero, que de poco les ha valido el enorme gasto de recursos para la difamación. 
Parte de la culpa no solo la tienen las extemporáneas directrices del discurso político de la ultraderecha norteamericana que dieron al traste con las aspiraciones presidenciales de Mitt Romney, y el cadalzo político de tradicionales impugnadores de un acercamiento hacia Cuba, quienes sostenían las raídas banderas del aislamiento, de la línea dura y del revanchismo. Una parte de culpa la tuvieron sus incontrolables peones en el Congreso, ávidos de protagonismo, obcecados en hacerle la guerra sucia a Cuba y dando la espalda a los inquitudes existentes en sus distritos electorales. Muchos de ellos, enjuiciados a vox populi  por bochornosos cuestionamientos éticos, enlodados en escándalos e ilegalidades, así como todo tipo de sospechosos manejos de influencias, fueron culpables de sus propias derrotas. Así las cosas, en noviembre pasado se llevó a cabo, inesperadamente, lo que parece ser un reordenamiento dentro de las élites políticas dentro del Congreso que, si bien no se pueden aún predecir sus definitivas consecuencias, son evidentes por sí mismas. El corrupto David Rivera fue derrotado por el demócrata Joe García quien, aunque emergió de las filas de la FNCA, me inclino a pensar que apuesta por un acercamiento hacia Cuba y trata de deslindarse de su pasado hacia posiciones más conciliadoras y apegadas a los nuevos tiempos. La pérdida de un tercio de sus posiciones para los tradicionales peones mafiosos dentro del Congreso, ha dejado en la Cámara de Representantes solo a dos congresistas republicanos de La Florida, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, respectivamente, aunque vale señalar  que ambos se presentaron a las urnas sin contrincantes. Otro podría haber sido el desenlace si esto hubiera ocurrido. Por su parte, les acompañan los senadores Marco Rubio, también republicano por Florida; Bob Menéndez, demócrata por New Jersey y el demócrata  Albio Sires, por New Jersey, pero ninguno de estos tres escaños estuvo en juego en este ciclo electoral. Suerte la de estos tres últimos, cuyos escaños tampoco fueron puestos en manos de un sufragio cuyo resultado los podría haber sacado del juego a varios de ellos, como a la Lehtinen y a Mario Díaz Balart. 
La derrota de David Rivera debe llevar a reflexiones. Quiérase o no, el candidato demócrata Joe García marca un hito en la prevalencia del tímido acercamiento de Obama hacia Cuba y marca la posibilidad de que esta política pudiera flexibilizarse aún más. Pudo lograr su éxito ante un rival defenestrado de antemano por la opinión pública por sus propios vicios y corruptelas. Mas la derrota de Rivera, viejo aliado de Ileana Ros Lehtinen y Marco Rubio también afectó la imagen de estos últimos que, obligados por arreglos entre ellos, le matuvieron su respaldo hasta el último momento. Por ello, les tocara pagar un costo político a todas luces.
Para desgracia de ellos, el tiro les ha salido por la culata a los más recalcitrantes fustigadores de Obama, quien tácitamente les ha cerrado las puertas de la Casa Blanca y prefiere visitar en Miami a nuevos amigos como los faranduleros Gloria Stefan y otros, relegándolos al deliberado castigo de ser prácticamente ignorados. Lo cierto es que los capos mafiosos andan bien preocupados por la suerte de estos peones que empiezan a servirles de muy poco cuando, perdiendo sus fortalezas en el Congreso, aún sufren fuertes cuestionamientos de ética y han perdido cuantiosamente en credibilidad.
ILEANA ROS LEHTINEN: DESVARIOS Y SUCIO ROPAJE
Otros golpes han sufrido los peones mafiosos anticubanos dentro del Congreso y la política norteamericana. La obligada exclusión de Ros Lehtinen como presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Camara de Representantes, representa una debilidad y un golpe serio para sus patrocinadores. Lo mismo ocurrió con la derrota de Connie Mack, alabardero y seguidor compulsivo de “La Loba Feroz” en su histeria contra Cuba, en sus aspiraciones al Senado, batalla en la que cayó derrotado por el senador Bill Nelson. La mafia anticubana perdía en Cornelius McGillicuddy (Connie Mack) a un fuerte seguidor de las posiciones más reclacitrantes contra la Venezuela Bolivariana y una mano presta a conspirar, promover  y fabricar planes de asesinato contra Hugo Chávez.
Ros-Lehtinen, irracional y terca, intolerante y ultraderechista radical, perdió una importante palestra para sus furibundos ataques contra Cuba, Venezuela, Palestina y todo aquello que se relaciones con las fuerzas progresistas, no siendo ajena a manipulaciones y oscuras conspiraciones. Hace apenas unos días, el 3 de noviembre de 2012, montó un escandaloso show histérico ante la entrada de Venezuela al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.
De igual manera, el 16 de noviembre pasado, con las venas hinchadas y el rostro descompuesto, Ros-Lehtinen criticó la presencia de una nieta de Raúl Castro, Vilma Rodríguez Castro, en Nueva York, cuando la misma participaba en la feria de arte PINTA, acompañara a su prometido al evento. Ese mismo día, la intransigente enemiga de los palestinos y sionista en extremo reclamó a Obama una actitud de mayor alianza con Israel.
No resultó casual au apoyo incondicional a David Rivera ya que ambos son de la misma calaña. Mucho escándalo ha rodeado a la figura  de esta dama de hierro. Aún se recuerda cómo su socio, el senador John McCain, manipuló la investigación que se seguía en contra de ella, en el 2005, por el escándalo relacionado con el cabildero de origen judío, Jack Abramoff. Otro escándalo fue destapado en marzo de 2006, por la revista Roll Call, en el que se reveló que estaba siendo investigada junto a otros políticos por el Departamento de Justicia en relación con el estafador Abramoff. Las sospechas sobre malos manejos siempre la han acompañado, tanto por su aficción a dilapidar dinero de sus socios lobbystas en viajes de lujo, costosos regalos, tal como ocurrió durante su estancia, de acuerdo al New York Times, en el costoso hotel King David Hotel, de Jerusalem. Todos sus gastos fueron sufragados por la firma americano-israelí Doheny Global Group. 
Violadora permanente de las Normas del Comité de Ética en reiteradas oportunidades, se sabe que se ha dedicado a vender puestos a personas para que integren su consejo asesor, traficar influencias y dilapidar dinero ajeno. Hace apenas unos meses, en junio del 2012, se le vio involucrada con una empresa de seguros médicos, la WellCare Health Plans, de Tampa, de dudosa reputación en casos de corrupción. Esta empresa recibió contratos ventajosos por parte del gobierno de La Florida y se sabe que no es ajena la mano de Ileana Ros Lehtinen en esta sucia maniobra.
No hace mucho, se vio vinculada al banquero estafador R. Allen Stanford, experto en fraude piramidal. Sin embargo, aparte de sus sucias jugarretas, La Loba Feroz se ha visto también envuelta en una colvusionada vida marital con Dexter Lehtinen, así como en dudosas relaciones en el negocio de los casinos existentes en reservación de los Miccosukees, donde su marido actuó como consejero de la comunidad indígena, de manera dudosa, sacando también beneficios con la contraparte en disputa vinculada a la familia Genovese, perteneciente a la Cosa Nostra.
Muchas veces se le vio jugando aditivamente en los casinos, acompañada por sus eternos fetiches para la “suerte”: agua bendita, hojas de albahaca y perfume, bases de su ritual inicial antes de apostar altas sumas de dinero.
Hoy, aunque su futuro político parece eclipsarse, Ileana Ros Lehtinen cuenta con un as bajo la manga. Uno de sus entrañables compinches de correrías, aparentemente apartado de la política, Lincoln Díaz Balart, tal vez el más aupado peón de la mafia cubano americana y vinculado estrechamente a los más reaccionario de la política norteamericana y a los viejos mafiosos anticubanos, cuenta con la promesa de ser “el futuro presidente de Cuba”, según se lo han prometido sus patrocinadores. Por supuesto, esa fantasía se condimenta en una salsa secreta que pocos conocen, pues Lincoln la comparte solo con sus más allegados familiares: su esposa Cristina y sus hermanos Mario y José. En varias tertulas en casa de Lincoln se ha dado a conocer a su futuro consejo de ministros en donde Ileanita será, nada menos, que la futura Ministra de Relaciones Exteriores de una dudosa Cuba pos Castro.
DAVID RIVERA, EL PEÓN CAÍDO
Bajo la tutela de Ileana Ros Lehtinen y salido de la FNCA, Rivera ha sido la expresión menos inteligente sobre cómo actuar con las reglas de juego de los mafiosos anticubanos, al extremo que su conducta corrupta era conocida por todos abiertamente. El puntillazo lo dio el grupo independiente Ciudadanos Responsables por la Ética (Citizens for Responsible Ethics), radicado en Washington, quien le endilgó el nada honroso título, por segundo año consecutivo, como el "más corrupto" del Congreso norteamericano. De nada le valió seguir al pie de la letra las orientaciones de su tutora en la Cámara y hacer suyos, como improvisado portavoz, las matrices de opinión reaccionarias sustentadas por su también corrupta Mesías.
Hay quien dice que la impunidad tiene límites, pero David Rivera no quiso verlos o los ignoró desfachatadamente, al extremo que se enredo en varias actividades ilegales, como lo fueron receptación de comisiones y aceptación de pagos ilegales y sobornos. Ejemplo de ello fue que en el 2008 recibió 510 000 USD, empleando como testaferro a su propia madre. Otras cuantiosas operaciones avalan los 52 cargos criminales que pesan sobre él. Hoy el FBI y el IRS le investigan también por evasión de impuestos. Y como si fuera poco, recientemente se destapó el escándalo del uso indebido de dinero para pagar a supuestas escoltas femeninas para que le acompañaran en sus viajes, ofreciéndole más placer que protección.
Este peón inservible ha sido sacado del tablero político y su futuro es actualmente dudoso, aunque hay fuentes que comentan que todavía cuenta con el apoyo de Jeff Bush, quien le ha aconsejado estarse quieto ante las acusaciones contra él.
TED CRUZ, UN NUEVO PEON EN LA ESCENA
Un nuevo peón parece emerger en la palestra política al ser elegido senador por el Partido Republicano, sabiéndolo vinculado a la extrema derecha y al Tea Party en Texas. Muchos intereses están involucrados en el ascenso impensable del exfiscal general del estado tejano, aunque no cabe duda de que existan fuertes intereses de tipo económico detrás de su elección.
El futuro desempeño de Cruz en el Senado, donde se encuentran dos cubanoamericanos: el reelecto Bob Menéndez y Marco Rubio, está por verse. Se conoce que su padre participó en la lucha contra Batista y que emigró hacia el exterior popr simple descontento hacia las políticas de la Revolución. Cuando sus padres vivían en Canadá, nació Ted Cruz, vinculados sus mayores a la industria petrolera.  Luego crecería en Houston, Texas, y realizó estudios en Princenton y Harvard, caracterizándose por una buena oratoria y orientada hacia el populismo.
A simple vista difiere mucho de los tradicionales mafiosos anticubanos en el Congreso, tanto por sus orígenes como por su discurso político sobre asuntos internos. Simplemente, es una caja de sorpresas, aunque de antemado se le vincula a la extrema derecha norteamericana y, por supuesto, a su papel hegemónico a nivel internacional.
JOE GARCIA, UN PEÓN CAMALEÓNICO
Apenas conoció su victoria sobre Rivera, Joe García tendió la mano a Ileana Ros Lehtinen y Marco Rubio, al expresar: "Quizá somos de diferentes partidos, pero yo los respeto a ellos". Con estas palabras trataba de paliar la aplastante derrota republicana en La Florida y abrir, potencialmente, una puerta de colaboración mutua entre ellos, lo que demuestra que García no tiene nada de tonto y trata de buscar espacios en el rejuego político dentro del Congreso.
La promesa de “colaborar”en la Cámara con los mafiosos anticubanos, empero, levanta ciertas dudas, pues quienes conocen a Joe saben que siempre tendrá su propia agenda política, que es la que más le convenga personalmente. Sin embargo, confidencialmente, parece querer convertirse en un fuerte aliado de Obama con respecto al tema Cuba y estimular un mayor acercamiento del mismo hacia la Isla.
Con 48 años, ambicioso y con una nueva manera de pensar, expresión de los cambios generacionales que tienen lugar dentro de la contrarrevolución externa, Joe García tiene bien claro su potencial utilidad para fortalecer el liderazgo de Obama y los domócratas, así como abirse paso a una carrera política promisoria. 
 
La sabiduaría de García radica en saber nadar a favor de la corriente, sin buscarse enemigos declarados y convertirse en delfin de los demócratas, de sus posiciones y matrices políticas. Enemigo de Cuba, apuesta por soluciones más inteligentes, descartando la confrontación y apostando por un contexto que favorezca la caída de la Revolución mediante fórmulas más suaves y mediante un tránsito pacífico, desarrollando supuestas fuerzas motrices internas que propicien el tan esperado cambio.
LINCOLN DIAZ BALART, EL PEÓN DEL RESENTIMIENTO Y LA PACIENCIA.
Diariamente, Lincoln piensa en Cuba, mas no lo hace con sana añoranza. Alberga viejos odios que nunca se le curarán y sueña con arrasar con todos aquellos que han sostenido a la Revolución por más de cinco largas décadas. El odio que siente es enfermizo, al extremo que ha planeado crear una organización similar a la OAS francesa para acabar con la vida de todos sus contendientes.
Muchas veces su esposa Cristina le ha visto taciturno y amargado, sobreviviendo solo a la añeja promesa que le hicieron los altos capos de la mafia cubanoamericana y la ultraderecha norteamericana de que llegaría a ser, alguna vez, presidente de Cuba. Tal idea enfermiza y malsana ambición le llevaron a renunciar a su reelección en el Congreso, anunciada en Miami, el 11 de febrero de 2010, en la universidad Florida International, despertando muchas preguntas entre sus correligionarios, que satisfizo con un escueto anuncio de que se dedicaría al ejercicio de la abogacía.
Fue mucha la especulación despertada por tal anuncio y todos se dedicaron a discurrir sobre un posible escándalo y diversas teorías. Lo cierto es que Lincoln ha tratado de reverdecer a la vieja organización terrorista creada por su padre, La Rosa Blanca, en 1959.
A partir de ese momento Lincoln se ha dedicado a edificar un programa para “su futuro gobierno” en Cuba y a recelar de todas aquellas figuras, emergentes o no, dentro de la contrarrevolución cubana. Todo aquel que descolla, es satanizado por él entre su estrecho círculo de amigos. Recela de Armando Valladares y de Carlos Alberto Montaner, como lo hace con Yoani Sánchez. Los ve como piedras en su camino a la ansiada gloria que ilusamente pretende gozar alguna vez.
¿Tiene Lincoln realmente amigos? No. Lincoln desconfía de todos y solo se codea con sus hermanos José y Mario, así como escasos amigos, entre los que se encuentra Ileana Ros Lehtinen. A estos privilegiados les confiesa sus planes en tertulias a puertas cerradas y les reparte futuros cargos en su gobierno. Sin vacilar hizo venidera canciller a Ileana Ros Lehtinen y Ministro de Radio y Televisión a su hermano José. Una gran parte de los cargos aún permanecen vacantes. Para Ángel D’Fana y otros compinches con los que se reúne secretamente para que le realicen trabajos sucios, deja las futuras tareas represivas de su gobierno.
Luego de permanecer encerrado por largas etapas, aparece públicamente solo en ocasiones en la que valga la pena ser visto. Una de ellas, por ejemplo, tuvo lugar el 2 de agosto pasado cuando, representando a La Rosa Blanca, participó en un Foro titulado “Movimientos Democráticos en Estados Totalitarios” en el Capitolio de Washington, DC, organizado por el Instituto Internacional Republicano, la Asamblea de la Resistencia Cubana, y el Centro para la Libertad y la Democracia. ¿Por qué creyó útil estar presente en este evento? Simplemente para mantener el protagonismo necesario para mantener viva su presencia y codearse con Mauricio Claver-Carone, su hermano Mario Diaz-Balart, el Encargado de Negocios de la Embajada de Hungría en Estados Unidos András Bácsi-Nagy; Orlando Gutiérrez Boronat; el Embajador de la República Checa en Estados Unidos Petr Gandalovic; el Presidente del “National Endowment for Democracy”, Carl Gershman; Albio Sires e Ileana Ros-Lehtinen, entre otros.
Allí hizo una apología a los viejos mafiosos de antaño como su propio padre, Rafael Díaz Balart; el padre de Ileana, Enrique Ros; el congresista Víctor Anfuso; y muchos otros. No faltó, por supuesto, el elogio hipócrita a los mercenarios miembros de la contrarrevolución interna, para finalizar con una frase en la que se encierra todo su ansiado objetivo: “Pronto nacerá la nueva República, a la que contribuiremos con amor y devoción cada uno de nosotros, con todos y para el bien de todos.”
Dos meses antes, en una clara misión de  marketing político, Lincoln Díaz-Balart visitó Budapest y Praga, las capitales de Hungría y la República Checa. Allí fue recibido con deferencia por Viktor Orbán, primer ministro húngaro, y por  Martin Palous, Vice Ministro de Asuntos Exteriores y Embajador checo en Naciones Unidas y en Estados Unidos, y actual profesor de la Florida International University, respectivamente.
También en la República Checa fue recibido por 
el director de asuntos políticos, Pavel Fischer, y el director de asuntos latinoamericanos, Imrich Kliment. 
Lincoln Díaz Balart dejó atrás su condición de cambia casacas, olvidándose de sus inicios como Presidente del Dade County Young Democrats, y del Dade County Democrats Executive Party, en los 80, para convertirse en un furibundo ultraconservador.
Corrupto como todos, un informe del 19 de noviembre del 2009 le colocan como el principal beneficiario del Comité de Acción Política Democracia EE.UU.-Cuba, como receptor de una donación de 366 964 USD.
Según la Federal Election Commission, Lincoln siempre fue beneficiario de donativos de la alta burguesía cubanoamericana, entre los que se encuentran llas familias Fanjul Machado, Menocal, Mendieta, los Bacardí y otros poderosos empresarios. Para la campaña del 2007-2008 el Comité de Acción Política “Democracy Believers”, le sufragó más de 2 millones. Todo ello lo condujo a asumir las más relevantes posiciones conservadores mientras estuvo en el Congreso.
Pero Lincoln no ha estado inactivo en eso de recaudar dinero. No hace mucho se comprobó que ejerció cabildeo a favor del Grupo Genting, para la construcción de un gigantesco complejo de casinos y un resort en Miami.
BOB MENÉNDEZ, EL PEÓN DE LOS ESCÁNDALOS DE FALDAS
Hace apenas unos días,  Robert “Bob” Menéndez se vio envuelto en un escándalo sexual que supo vadear para lograr su reelección, luego de que dos prostitutas dominicanas se pusieran en contacto con un sitio web nombrado The Daily Caller, para informar que el susodicho senador les había ofrecido pagar 500 USD por sus servicios y que, tacañamente, luego solo les pago la quinta parte de lo acordado. Ambas mujeres, luego de ser estafadas por el pícaro Bob en Casa de Campo, La Romana, pusieron el grito en el cielo y lanzaron tal acusación. Fuentes públicas confirman que Bob viaja a República Dominicana para saciar sus apetitos sexuales usando donaciones hechas por el Dr Salomon Melgen, socio de él en estos bacanles. Otra fuente, el sitio web Gawker, confirmó que Bob Menéndez recurre a prostitutas noche tras noche en su apartamento de Northeast Washington.
Miembro del Senado desde el 2005 y ex alcalde de Union City está en la mira por haber usado dinero de sus campañas para costear sus placeres sexuales, lo que representaría una violación flagrante de las Reglas de Ética. 
Para nadie resulta un secreto de que Union City es un enclave del hampa y que Bob Menéndez protegió descaradamente a estos criminales, de los que recibió cuantiosos sobornos. 
A pesar de los escándalos en que se ha visto involucrado, fuentes confiables han declarado que cuenta con el apoyo incondicional de la familia Clinton, quienes le han sugerido estarse quieto y bajar su perfil, así como asumir posiciones moderadas con respecto a Obama.
CONCLUSIONES
No estuvieron en este artículo otros connotados mafiosos como Albio Sires y Mario Díaz Balart, a los que dedicaremos otro espacio.
Es evidente de que se está produciendo un reordenamiento entre los peones mafiosos dentro del Congreso y que los mismos se encuentran en estos momentos en una crisis de credibilidad, lo que puede debilitar las presiones del lobby anticubano sobre cualquier medida de Obama para flexibilizar aún más sus relaciones con Cuba. Esto, empero, no excluye que el gobierno norteamericano siga financiando y organizando su guerra sucia contra Cuba, empleando para ello a sus agencias como la USAID, la NED, el IRI y otras vías.
Este reordenamiento político tiene un trasfondo económico que hay que tratar de analizar detenidamente.
Mientras tanto, las nuevas figuras en el Congreso como Ted Cruz y Joe García, con independencia de las interrogantes que puedan despertar, son factores a estudiar para evaluar las nuevas condiciones de la política norteamericana hacia Cuba.
 
 

Vistas: 153

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

La destructora guerra económica endógena en Venezuela.

Por: Freddy Marcial Ramos.17/08/19Respetables lectoras y lectores.        Lo que está ocurriendo económicamente en el seno de las familias que integran a la sociedad económicamente vulnerable venezolanas, fundamentalmente en los grupos familiares…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 31, 2019.

La Burguesía colombiana cipaya del Gob. Imperial de EUA obliga el desafortunado resurgir de las FARC-EP.

Por: Freddy Marcial Ramos30/06/2019Respetables lectoras y lectores.La interminable “Guerra civil simulada colombiana”, continua transitando el fatídico camino de la constante violación de los Derechos Humanos fundamentales del humilde pueblo hermano…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 30, 2019.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio