HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

"Las demandas contra Cuba, los secuestros y el terrorismo" por Lorenzo Gonzalo*

Foto © Virgilio PONCE

2 de Setiembre del 2010

Los secuestros en Cuba de naves aéreas, marítimas e incluso vehículos de tierra motorizados, es una vieja y larga historia que se remonta a los orígenes del proceso revolucionario
en 1959.

No haremos esa historia, aunque no está demás repetirla cuando la oportunidad lo permita, porque constituye uno de los aspectos necesarios si deseamos comprender a cabalidad la
problemática cubana, la cual va mucho más allá de los defectos inherentes a la
primera forma estructural del socialismo, ideada para lograr una sociedad más
justa que, por sí misma y sin la acción forzosa del Estado, pudiese
desarrollarse y crecer.

Los secuestros fueron estimulados por la política diseñada por Estados Unidos con la finalidad de desestabilizar al Estado cubano y provocar la caída del
gobierno.

La historia comenzó cuando al comienzo del proceso revolucionario, Estados Unidos instituyó la política de darle cabida a las personas que atentasen contra las estructuras del
poder cubano o que violaran el orden público.

Así de simple, esa actitud de Washington favoreció que gente desajustada, con afanes de protagonismo, o por la inercia de continuar con la vida insurreccional
practicada durante la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista, o por la
fantasía de revivir y experimentar en lo personal, el irrepetible triunfo que
provocara la caída de éste último y elevara a figuras de leyenda a una decena de
guerrilleros, se estimularan en la comisión de delitos contra el
Estado.

De ese proceso surgieron una serie de actos terroristas, entre ellos secuestros, que muchas veces costaron la vida de trabajadores y civiles. Entre los secuestros, debemos
nombrar a los efectos de este análisis, la de un avión AN-2 el 11 de Noviembre
del 2002, la nave aérea DC-3 que conducía 36 personas viajando de La Habana a
Gerona el 19 de Marzo del 2003 y un AN-24 el 31 de Marzo del mismo
año.

A los secuestradores de las naves mencionadas les fueron otorgados el derecho de residencia en Estados Unidos en concordancia con la Ley de Ajuste Cubano, la cual fue aprobada
el 2 de Noviembre de 1966 por el Congreso de Estados Unidos, para buscarle una
salida legal a los miles de cubanos a quienes se les había permitido permanecer
en el territorio y a los llegados por un acuerdo migratorio suscrito el 6 de
Noviembre de 1965.

Para continuar con las violaciones que la justicia estadounidense ha cometido en contra de Cuba, una Corte de Miami otorgó en el año 2001,
a
una persona llamada Margarita
Martínez, la suma de 27 millones cien mil dólares. Dicho fallo se fundamentó en
una supuesta tortura y agresión sufrida por la Sra. Martínez a manos de un
agente cubano, con quien la señora se había casado, sin conocer, según ella, ese
aspecto de la identidad de su cónyuge. La decisión de la Corte también consideró
la llamada Ley de Seguro contra el Riesgo de Terrorismo. Basándose en ésta Ley
la Administración Bush le concedió a la señora Margarita, el derecho de subastar
las tres naves mencionadas, las cuales como bien hemos informado, fueron el
resultado de actos terroristas, perpetrados por diferentes secuestradores. Las
penas en Estados Unidos por este concepto conllevan generalmente prisión
perpetua. Los secuestradores aparecieron en los periódicos locales como héroes y
no guardaron prisión alguna.

En estos últimos meses se han sucedido una serie de acontecimientos que preconizan una posible mejoría en el contexto de las relaciones Cuba-Estados Unidos.

Desde hace unos meses también la Sra. Ana Margarita Martínez, alentada por los grupos que rechazan toda acuerdo negociado con La Habana, ha demandado que les sean entregados el
dinero de la compensación dictaminada por la Corte de
Miami.

Del total de la compensación la señora recibió en época de Bush la cantidad de 198,000 dólares, extraídos de la cuenta que EMTELCUBA posee en el Chase Manhattann
Bank.

En estos días, el caso ha vuelto a cobrar vigencia. El pleito ante los tribunales, de realizarse un fallo favorable, o por un desliz legal de los abogados defensores o los
demandantes, pudiera causar una congelación de los fondos de las ocho compañías
charteadoras que realizan vuelos a Cuba. De producirse semejante situación,
quedarían paralizados los vuelos. Los abogados pretenden que la señora cobre de
los fondos bancarios de estas compañías privadas, autorizadas por el
Departamento del Tesoro para realizar vuelos a Cuba.

La petición de la señora Margarita, de tener efecto en estos momentos, pudiera hacer retroceder ciertos adelantos logrados en los últimos meses a partir de gestiones de la
Iglesia Católica, Cuba y el gobierno español.

El intrincado aparente proceso de las relaciones Cuba USA, ha estado fundamentado en actos y jugadas de esta naturaleza. Todas ellas han estado acompañadas por algún acto vandálico,
terrorismos diversos y un manejo hipócrita de la Ley en Estados Unidos. Sin
necesidad de escarbar mucho, en en el camino de normalizar las relaciones de los
dos países, siempre que encontraremos un tropiezo, comprobaremos que está
precedido por una cadena de sangre, violaciones y muertes, encubiertas por las
Administraciones de Washington o formalmente justificadas por vericuetos legales
que, en bien de la seguridad nacional, pudieron o pueden ser impugnados por el
Ejecutivo.

Acostumbrados a exigir reglas internacionales que, con gran cinismo declaran de obligatorio cumplimiento para otros pero no para ellos, han violado sus propias leyes durante cincuenta años y aún
continúan buscando avenidas para impedir que se establezca un clima razonable de
relaciones con Cuba.

Felizmente, sin que podamos aún predecir el final de esta nueva disputa, la cual responde a viejas y sucias jugarretas aplicadas durante cincuenta años para entorpecer las
relaciones entre los dos países, el Departamento de Estado ha declarado que “los
vuelos directos son vitales para el mantenimiento de los contactos que
constituyen un interés de la política estadounidense”.

Las demandas legales contra Cuba que con frecuencia escuchamos, tienen un carácter político, una historia y un fondo agresivo.

Muchos confían que la Administración de Obama actúe con mayor seriedad y coloque el interés nacional por encima de las bajas pasiones que han movido a muchas personas con pocos
escrúpulos , las cuales no han dudado a poner sus intereses egoístas por encima
de las necesidades hemisféricas y las de sus propio país de origen.

*Lorenzo Gonzalo, periodista cubano residente en los EEUU y subdirector de Radio Miami (www.radio-miami.com)


www.cubainformacion.tv
http://martianos.ning.com
http://auto-hermes.ning.com/

Vistas: 20

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

La destructora guerra económica endógena en Venezuela.

Por: Freddy Marcial Ramos.17/08/19Respetables lectoras y lectores.        Lo que está ocurriendo económicamente en el seno de las familias que integran a la sociedad económicamente vulnerable venezolanas, fundamentalmente en los grupos familiares…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 31.

La Burguesía colombiana cipaya del Gob. Imperial de EUA obliga el desafortunado resurgir de las FARC-EP.

Por: Freddy Marcial Ramos30/06/2019Respetables lectoras y lectores.La interminable “Guerra civil simulada colombiana”, continua transitando el fatídico camino de la constante violación de los Derechos Humanos fundamentales del humilde pueblo hermano…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 30.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio