HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

La incógnita de una elección socialista. Por Lorenzo Gonzalo*

Por Lorenzo Gonzalo*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación.- Aun cuando la palabra socialista ha dejado de amedrentar a muchos en Estados Unidos, todo indica que las mayorías aún desconfían del término. La reacción tiene por base la identificación del término con el caso soviético y Cuba (el ejemplo más cercano), cuyas ejecuciones fallidas son sinónimos de inviabilidad. El ciudadano promedio desconoce el gran debate universal en torno al antiguo concepto, el cual está dando lugar a nuevos enfoques de la economía de mercado que considera la ganancia como único objetivo, buscando avenidas que la superen o al menos la humanicen. Los ejemplos de China y Vietnam, países que subsistieron al gran fracaso soviético, pueden contribuir a disminuir los malos entendimientos de algunos, por cuanto han mostrado bastante racionalidad, aun cuando su sistema político en general, no se aviene a los estilos de vida y aspiraciones de la llamada cultura occidental. Por decreto no se derrumban costumbres ni se implantan disciplinas que afecten en exceso determinadas privacidades, a lo cual los estadounidenses son muy reacios.  

El socialismo, para el estadounidense promedio y quizás para el promedio ciudadano de Occidente, no es entendido como la búsqueda de soluciones beneficiosas para los diferentes segmentos de la sociedad, sino como sinónimos de pobrezas compartidas y retrasos en el desarrollo. En el mejor de los casos lo identifican con la coartación de las libertades públicas, poniendo como ejemplo Vietnam y China, a pesar de sus indiscutibles éxitos económicos.  

Sanders plantea el socialismo como una revolución política, con amplias bases para la elección de los administradores públicos, limitando o eliminando muchos de los privilegios concedidos a los directores de los grandes conglomerados productivos y financieros, los cuales se benefician por la ausencia de regulaciones elementales. Aboga además por la atención obligada del Estado a los sectores más desfavorecidos.

Pero esta interpretación de socialismo, más a tono con las revaloraciones actuales de la intelectualidad de izquierda, no es de la compresión ciudadana mayoritaria en Estados Unidos, por consiguiente, es difícil prever qué proporción apoyaría a Sanders en caso de ser elegido Presidente. Muchos demócratas y simpatizantes resienten que insista en un término “políticamente incorrecto” (para ellos) como el de socialista demócrata. Personalmente pienso que esto realmente es uno de sus máximos valores, porque de haber renunciado al mismo, hubiese contradicho una concepción de pensamiento que abrazó en época tan lejana como la década de los sesenta. 

Las juventudes que lo apoyan no son todas, pues Donald Trump posee su porción y también otros que manifiestan inconformidad con el estado de cosas reinantes. Estamos ante una represa desbordada, donde no todos entienden a plenitud las corrientes que causaron el exceso, pero donde se ha reforzado la esperanza de que las cosas pueden ser mejores y los tabúes políticos deben ser puestos a un lado. 

Para las fuerzas de Poder que la sociología política denomina “establishment” los intereses que realmente enfrentan peligro, son los forjados por las tradiciones políticas que se desarrollaron a lo largo del Siglo XX. La revolución política planteada por Sanders es realmente una transformación radical, pero también el mensaje de Donald Trump implica cambios profundos, salvando las distancias entre lo que uno y otro desean. A pesar de esta preocupación de los Poderes tradicionales, el análisis que han hecho hasta hoy, se fundamenta en los viejos patrones y por eso se han equivocado en las predicciones con Trump. El caso de Sanders es diferente. Su autodefinición de socialista demócrata implica otros riesgos, aunque a largo plazo su audacia puede dar paso al comienzo de una nueva era en el debate público. 

Sanders, a diferencia de Trump, posiblemente deberá enfrentar la incomprensión de las mayorías, a pesar que son ellas las que eventualmente se beneficiarían de las profundas reformas que plantea. Es en este punto donde el Comité Democrático Nacional debe estar preocupado. Especialmente si Sanders fuera electo en las elecciones generales.  

El “establishment” del Partido Demócrata comulga con los prejuicios señalados, porque la única experiencia que tienen las personas que conforman su estructura, son los fracasos del mal llamado socialismo real y han estado totalmente alejados del debate que considera al capitalismo un mal innecesario. O sea, no es sólo un problema semántico ligado a oscuras experiencias, sino desconocimiento de los nuevos debates de una izquierda renovada, que considera factible superar los problemas causados por la política capitalista, a través de nuevas vías y con menos perjuicios para la sociedad. 

Una elección socialista en Estados Unidos, lamentablemente se traduce en la escogencia entre la repartición de la pobreza o la limitación de las libertades cívicas. Esta disyuntiva trágica, reduce los márgenes de Bernie Sanders de ser seleccionado en las primarias, aunque de resultar electo, sus probabilidades frente a Trump parecen ser amplias en unas elecciones generales, dado que éste último no ha escatimado palabras para anunciar futuras guerras comerciales, deportaciones masivas, desafío de los países vecinos, la reinstauración de la “leyes del libelo” limitando las opiniones de la prensa y otros muchos anuncios que contradicen tradiciones devenidas en símbolos atados a las leyendas del país.

Así lo veo y así lo digo.

*Lorenzo Gonzalo, periodista cubano residente en EE.UU., Subdirector de Radio Miami.

Martianos-Hermes-Cubainformación

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente.

.-.-.-.-.-.-.-.

Ver:

Vistas: 37

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

La destructora guerra económica endógena en Venezuela.

Por: Freddy Marcial Ramos.17/08/19Respetables lectoras y lectores.        Lo que está ocurriendo económicamente en el seno de las familias que integran a la sociedad económicamente vulnerable venezolanas, fundamentalmente en los grupos familiares…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 31, 2019.

La Burguesía colombiana cipaya del Gob. Imperial de EUA obliga el desafortunado resurgir de las FARC-EP.

Por: Freddy Marcial Ramos30/06/2019Respetables lectoras y lectores.La interminable “Guerra civil simulada colombiana”, continua transitando el fatídico camino de la constante violación de los Derechos Humanos fundamentales del humilde pueblo hermano…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 30, 2019.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio