HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

Estados Unidos, el Día de la Memoria. Por Lorenzo Gonzalo*


Foto Virgilio PONCE

 

Miami, 29 de Mayor del 2011

 

Este lunes, 30 de Mayo, Estados Unidos celebra una de sus fiestas nacionales más importantes: el Memorial Day, que traducido al español significaría el Día de la Memoria.

 

Finalizada la Guerra Civil en Estados Unidos, las heridas abiertas en el sentimiento colectivo eran profundas y representaban serias dificultades para el sostenimiento de un país unido y capaz de acatar el poder central sin mayores obstáculos.

 

La Guerra Civil comenzada en 1861, aun cuando las versiones oficiales que surgieron una vez terminada la contienda con el triunfo del Norte Industrial, pretendieron darle un carácter humanista, no constituyó un proceso de reivindicación social.

 

No fue la esclavitud, ni el reconocimiento del derecho civil de los negros, el verdadero motivo del trágico suceso.

 

Transcurrirían casi doscientos años para que ese reconocimiento civil, apareciera en la letra de la Ley. La Guerra Civil se produce por la necesidad de liberar las fuerzas de trabajo a favor de aquella porción del país, que había alcanzado un alto desarrollo tecnológico y un aumento tal de la productividad, que solamente era capaz de sostenerse con una mayor movilidad de la fuerza de trabajo y un ajuste en los costos productivos. La esclavitud limitaba esa movilidad y esos ajustes.

 

No obstante la mencionada ausencia de propósitos sociales, reivindicando un status que había sido reconocido años antes en el Congreso de Viena en 1815, al fin de la guerra se hicieron múltiples esfuerzos por presentar aquel trágico suceso, como un hecho donde no habían ni vencedores ni vencidos.

 

La esclavitud fue legalmente prohibida por la Decimotercera Enmienda, propuesta en enero de 1865 y ratificada, por las legislaturas de veintiséis, de los treinta y seis estados existentes en ese entonces. El último estado en ratificarla fue Misisipi en 1995 o sea, a 140 años de su ratificación y 141 años de haber sido propuesta.

 

Tanto los poderes de los treinta y seis estados de entonces como el poder central radicado en Washington DC, asumieron aquella guerra como un incidente lamentable que costó enormes pérdidas materiales y humanas al país.

 

En el año 1864 existía la práctica de decorar la tumba de los soldados muertos en el campo de batalla. Esa práctica se extendió luego de la terminación de la Guerra Civil y finalmente se proclamó un día para “decorar las tumbas” de los soldados. Ese día fue un 30 de mayo, aunque aquello aún no significó un reconocimiento oficial por parte del Estado de la Unión estadounidense. Se escogió cuidadosamente esa fecha de manera que no coincidiera con ninguna batalla, para evitar una referencia a que indicara ganadores y perdedores. Con el tiempo comenzó a llamársele Memorial Day, nombre que por primera vez se usó en 1882, aunque su conmemoración de forma más masiva no fue hasta finalizada la Segunda Guerra Mundial. La fecha no fue aprobada oficialmente y convertida en Ley Federal, hasta el año 1967.

 

En el año 1968 el Congreso aprobó la Ley Uniforme de Fiestas Nacionales, seleccionando para ello determinado lunes de ciertos meses del año, de manera que dichas conmemoraciones se convirtieran en tres días y ampliar el tiempo para la celebración de las mismas.

 

La costumbre de decorar tumbas, extendida al ámbito nacional, fue un esfuerzo de la época para limar las asperezas producidas por la Guerra Civil que se desató por decisión de Abraham Lincoln en cumplimiento de la Constitución de los Estados Unidos de América. En efecto la Sección 3 del Artículo IV de dicha Constitución establece que, “Nuevos Estados pueden ser admitidos por el Congreso de la Unión; pero no podrá formarse o erigirse un Nuevo estado dentro de la Jurisdicción de otro Estado; tampoco podrá formarse un estado por la unión de dos o más Estados o por Partes de Estados, sin el Consentimiento de las legislaturas de los Estados afectados, así como del Congreso”.

 

Dicho Artículo defendía la unidad de un territorio que había debutado como exponente potencial de nuevas formas productiva con la llegada de la Compañía de Virginia, en un tiempo tan temprano como el año 1620. La Guerra Civil correspondía a la necesidad de consolidar la Revolución iniciada con la llegada de aquellos primeros hombres.

 

El Memorial Day, es un homenaje a los hombres que han muerto defendiendo esa Revolución, pero también a quienes han sido utilizados como instrumentos de las desviaciones administrativas y políticas de intereses particulares que, por su poder económico, logran adueñarse de la dirección del Estado en diversas circunstancias. Estas aberraciones no disminuyen ni descalifican la fecha.

 

En el transcurso del tiempo, con el desarrollo y las manipulaciones que ciertos poderes económicos posibilitan, para adueñarse del Estado y los destinos de la sociedad, se desarrollan políticas que rompen con la ética establecida a partir de la formación de las naciones que se formaron al conjuro de las nuevas formas productivas entre el Siglo XIX y XX. Esa ética, contempla la no intervención en los asuntos de otras naciones y sin embargo, no obstante que se proclama como derecho internacional y Estados Unidos lo defiende para sí, hipócritamente no lo aplica a terceros.

 

Las guerras y las invasiones a da lugar dicha inmoralidad, son condenables. La acción de los hombres y mujeres que son llevados al martirologio, en la supuesta defensa de su país, o a nombre de la libertad, son dignos de apoyo, de honra y de reconocimiento.

 

El 30 de Mayo de este año, coincidiendo con el último lunes del mes, tal y como fue aprobada su celebración por la Ley Uniforme de Fiestas Nacionales de 1968, coincide también con la primera fecha que dispuso su celebración por la propuesta de una organización fraterna, llamada Gran Armada de la República, compuesta principalmente por veteranos de la Unión Armada. Este fue el brazo armado que conformó el ejército que defendió la Unión de los estados de Estados Unidos y logró el triunfo del Norte sobre el Sur.

 

Aquella fue una Guerra necesaria y revolucionaria. Las que hoy contemplamos son vandálicas y contradicen la ética surgida tras la formación de los nuevos estados nacidos al conjuro de la Revolución Industrial.

 

El Memorial Day es el Día de la Memoria, para los buenos hombres y mujeres que creen en su país, en el bienestar y la justicia y al propio tiempo es el Día de la Deshonra para aquellos que contradicen y dañan, el sentir general de la sociedad que suponen representar.

 

 


*Lorenzo Gonzalo, periodista cubano residente en los EEUU y subdirector de Radio Miami

  

Foto Virgilio PONCE

Fuente: enviado por el autor a MARTIANOS-HERMES

 

Vistas: 955

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

El asombroso auge del fascismo neo colonial popular

Sin descripción

Iniciada por Freddy Marcial Oct 9.

La Híper inflación la Deflación y la ingobernabilidad atentan contra la revolución venezolana.

 Por: Freddy Marcial Ramos.10/07/2018Respetables lectoras y lectores       Para quienes hemos pasado la mayor parte de nuestra vida creyendo y luchando por una doctrina revolucionaria socialista, y que mucho antes del año 1998 cuando el magnánimo…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Jul 18.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2018   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio