HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

"Entender nos ayuda a no temer", por Lorenzo Gonzalo*

Foto © Virgilio PONCE

Miami, 27 de Setiembre del 2010

Todos los días recibimos en el correo electrónico la frase de una persona famosa. En verdad no sé quién lo hace, pero generalmente es refrescante leer citas, frases sueltas e ideas que nos ayudan a la reflexión.

De Marie Curie leí lo siguiente hace unos días: “dejamos de temer aquello que se ha aprendido a entender”.

Aplicada esta frase a los procesos políticos y sociales, en su contenido más estricto, contribuiría a salvar muchos escollos que se interponen a la búsqueda de nuevas avenidas o
dificultan reparar las existentes para hacer la vida de todos un poco
mejor cada día.

Hablamos mucho de las ideologías que a diario nos blanden en el rostro para defender, bien sea la empresa privada, la propiedad estatal, los medios sociales o las iniciativas colectivas contrapuestas a las
individuales.

La idea de Marie Curie nos invita a pensar la realidad a la luz del conocimiento científico y hacer uso de los instrumentos teóricos que permiten, adentrarse en los
vericuetos de la cultura y entender las interrelaciones humanas.

David Ricardo, Adam Smith y los otros que desentrañaron ciertos fenómenos concomitantes a la economía de su tiempo, no pretendieron seguramente conformar un pensamiento ideológico. No obstante, los beneficiarios
del desarrollo económico tomaron sus aportes y de alguna manera, siempre desde
diferentes ángulos, levantaron paradigmas que los beneficiaban y que,
lamentablemente significaron una esperanza, para grandes mayorías. La aparente
simpleza de que cada cual puede ser un empresario, un dueño de negocio, comprar
por menos y vender por más, hasta llegar a tener el poder que ningún rey alcanzó
en su tiempo, conformó esperanzas. Los esfuerzos desencadenados en esas
personas, al influjo de esas ilusiones, contribuyeron a aumentar aún más, las
acumulaciones de los más afortunados, a quienes la suerte, sus habilidades, sus
iniciativas o sus inclinaciones a la trampa y el crimen, les permitieron esas
grandes riquezas. Lamentablemente para esas mayorías, los esfuerzos propios,
alentados por dichos paradigmas, no se revirtieron en iguales resultados de
éxito. De ese proceso surgió el capital. Marx lo vislumbró y con ese nombre
bautizó el sistema.

Sin embargo, el objetivo de los primeros teóricos de la economía capitalista, seguramente no fue dirigido a fundar una ideología, sino una escuela de investigación y análisis. Tampoco debió serlo para Marx, cuya
interpretación del rumbo del desarrollo, fue extrapolado, llevado a la política,
convertido en mensaje mesiánico y trastocado en un instrumento, dirigido
primordialmente a la toma del poder por fuerzas determinadas, y no tanto a la
valoración consciente de los vacíos humanos que estaban ocasionando aquella nueva etapa económica de la
humanidad.

El tiempo, los atisbos, aciertos y errores del camino recorrido, han cambiado las perspectivas y también los procedimientos.

Aun cuando la ideología se impone y peor aún, se manipula con procedimientos tecnológicos, al calor de los logros científicos, la masiva incorporación a la academia, el creciente número de universitarios, los
procedimientos cibernéticos que permiten encontrar informaciones sin mucho
esfuerzo a las personas comunes que se afanan en el diario bregar, van borrando
en muchos los prejuicios respecto a las realidades sociales, ya sean la
relacionadas con el mundo llamado
capitalista o con ese otro animado por propósitos
socialistas.

Ese proceso va borrando temores y haciendo prevalecer la ecuanimidad a la hora de meditar los problemas macro económicos y las regulaciones sociales que se ponen en entredicho o que se proponen como
soluciones.

Innegablemente, como decía Marie Curie, en la medida que entendemos los problemas, vamos perdiendo los temores a las etiquetas, obviamos nombres, antiguas herejías se nos hacen inciertas y las contradicciones creadas
por las formas económicas donde nacimos se diluyen lentamente en las nuevas
generaciones.

El error de contemplar lo dicho como un proceso lineal, automático e inevitable de las circunstancias, sería desconocer las costumbres, los lastres y las herencias culturales. Estos aspectos obligan a asumir
acciones, porque la evolución en sí depende de las condiciones del entorno y en
las relaciones sociales la presencia humana tiene un gran peso en ese entorno.
No hay dudas que existen tendencias. La acción humana, de forma masiva, tiene
que lidiar con ellas para volcarlas hacia el beneficio colectivo, porque de lo
contrario, una minoría beneficiada impondrá la suya.

Los sutiles resultados que pueden derivarse por abandonar las tendencias evolutivas a la acción de ciertos grandes beneficiarios, pueden culminar ocasionando abismales diferencias a la
estabilidad y al disfrute social de los grupos humanos. Pero estas incidentales
no pueden convertirse en argumentaciones para desconocer la existencia de un
proceso evolutivo muy dialéctico, al cual es imprescindible prestar atención,
respetando sus aspectos esenciales.

Las revoluciones son necesarias y exitosas en el instante que comprendemos la dinámica del proceso productivo en que vivimos. No se trata tanto de cambiar lo existente, como de adecuar las normas de
administración y convivencia, en función de la perpetuación y crecimiento de la
especie. Esto sólo es posible si las acciones encaminadas a tales objetivos, no
se contradicen con el rumbo de las realidades que nos tocan
vivir.

Acción y evolución se complementan. Desconocer esta correlación puede resultar fatal, perpetuando males y conduciendo al desaprovechamiento de grandiosas oportunidades.


*Lorenzo Gonzalo, periodista cubano residente en los EEUU y subdirector de Radio Miami (www.radio-miami.com)

Foto © Virgilio PONCE

www.cubainformacion.tv
http://martianos.ning.com
http://auto-hermes.ning.com/

Vistas: 28

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

La destructora guerra económica endógena en Venezuela.

Por: Freddy Marcial Ramos.17/08/19Respetables lectoras y lectores.        Lo que está ocurriendo económicamente en el seno de las familias que integran a la sociedad económicamente vulnerable venezolanas, fundamentalmente en los grupos familiares…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 31.

La Burguesía colombiana cipaya del Gob. Imperial de EUA obliga el desafortunado resurgir de las FARC-EP.

Por: Freddy Marcial Ramos30/06/2019Respetables lectoras y lectores.La interminable “Guerra civil simulada colombiana”, continua transitando el fatídico camino de la constante violación de los Derechos Humanos fundamentales del humilde pueblo hermano…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 30.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio