HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

Por: Rafael Rodríguez Cruz

El rasgo distintivo de la coyuntura actual no es tanto el fanatismo extremo del movimiento estadista, como la creciente fusión de los sectores conservadores del autonomismo y del anexionismo. Nada pasa en esta colonia si los autonomistas no lo permiten. Exactamente así ocurrió en 1915-1917. Un gran pacto entre las dos alas de la burguesía puertorriqueña, estadistas y autonomistas de derecha para quebrar al movimiento obrero y al campesinado. ¿El resultado? La extensión de la ciudadanía estadounidense y la pauperización de la masa trabajadora y campesina del país. Ya para fines de la década de 1910-1920, Puerto Rico era probablemente la isla más pobre de todo El Caribe, con pasaporte y todo. Ciertamente, la clase obrera de Cuba poseía salarios y condiciones de vida superiores, muy superiores. Las descripciones, por el gobierno federal, de familias trabajadoras puertorriqueñas mendigando por comida en los patios de las centrales, enflaquecidas y enfermas como animales callejeros, parecen sacadas de los infiernos dantescos. Ni en Hawái, con su sistema trabajo semifeudal, había una pobreza tan visible y extrema como en la isla de Puerto Rico. Sí, la administración estadista actual quiere robar, pero ante todo se trata de crear condiciones para la superexplotación de la clase obrera y el escamoteo de los recursos naturales de nuestra patria. Ya vimos recientemente que la construcción del sistema de riego del sureste, entre 1906 y 1914, fue un banquete para la corrupción por ciudadanos estadounidenses que vinieron a la isla con el propósito expreso de robar. Los ancestros de la Keleher et al. Algún hueso viejo tirará Washington para complacer a la clase política colonial. Y las hienas del patio harán lo que hicieron en 1917: reírse y celebrar a expensas del sufrimiento del pueblo. Eso, si los dejamos.


Rafael Rodríguez Cruz Rafael Rodríguez Cruz
Abogado en Massachusetts. Es miembro del Unity Concert, coalición que busca el retorno de las Black Hills a la nación sioux. Es activista en las luchas sociales de los indígenas lakotas en las reservaciones de Pine Ridge y Cheyenne River, en Dakota del Sur. Nació en Nueva Jersey, pero vivió su juventud en Guayama, Puerto Rico. En 2014 ganó el primer premio del concurso literario ‘Una Especie en Peligro de Extinción’, en la Feria Internacional del Libro en La Habana, Cuba, con el ensayo "El Coyote y su bol de polvo".

Vistas: 21

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

El asombroso auge del fascismo neo colonial popular

Sin descripción

Iniciada por Freddy Marcial Oct 9.

La Híper inflación la Deflación y la ingobernabilidad atentan contra la revolución venezolana.

 Por: Freddy Marcial Ramos.10/07/2018Respetables lectoras y lectores       Para quienes hemos pasado la mayor parte de nuestra vida creyendo y luchando por una doctrina revolucionaria socialista, y que mucho antes del año 1998 cuando el magnánimo…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Jul 18.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2018   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio