HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

Carta Abierta a Carlos Muñiz Varela / Nuestro perenne compromiso


carlos-muniz-varela.jpg

Carlos Muñiz Varela y su hijo Carlitos
Foto Juventud Rebelde

Carta Abierta a Carlos Muñiz Varela
Por Ricardo Alarcón de Quesada

Querido Carlos:

Jugaba con mi nieto cuando leí una declaración de tu hijo reclamando superar “la peor de las fronteras: el olvido”. El 28 de abril de 1979 Carlitos tenía más o menos la edad actual de Ricardito y recordé que a ti te impidieron ver crecer a tus hijos. Por eso decidí escribirte.

A mediodía, en Río Piedras, junto a tu tumba, familiares y amigos se reunieron para decirte que no te han olvidado y para reclamar, una vez más, que se te haga justicia.

Aunque sea tardía, pues el crimen ocurrió hace ya 31 años. Aunque sea incompleta, porque no viven ya algunos de los que de un modo u otro fueron responsables o participaron en la infamia.

Porque es imperdonable que a plena luz del día, ante testigos, se pueda asesinar cobardemente a un joven de 25 años, en un territorio bajo la jurisdicción norteamericana y que tres décadas más tarde los culpables no hayan sido llevados ante los tribunales.

Porque, según indican algunos documentos oficiales que trabajosamente tu familia logró desclasificar mucho después, algunos implicados en el crimen gozan de libertad y actúan impunemente. Como José Dionisio Suárez Esquivel -quien fue hallado culpable en el asesinato de Orlando Letelier en Washington D.C.-, Pedro Crispín Remón Rodríguez -condenado en Panamá como parte de un grupo al que se le ocupó numerosos explosivos con los que pretendían hacer estallar el Paraninfo Universitario y matar a Fidel Castro y a centenares de estudiantes- y Reynol Rodríguez González, activo aún organizando a terroristas anticubanos en los Estados Unidos.

Porque según fue revelado hace dos años el FBI de Puerto Rico reconoció poseer pruebas documentales que podrían esclarecer tu caso. Y desde entonces tu familia y tus amigos le han reclamado al FBI que entregue esas evidencias a los tribunales puertorriqueños.

Porque, respondiendo al clamor generalizado, quien entonces era el Gobernador de Puerto Rico, Aníbal Acevedo Vilá, escribió a Barack Obama, el 15 de diciembre de 2008 cuando el joven negro acababa de ganar las elecciones, pidiéndole que una vez Presidente permitiera que el FBI entregara a la justicia las pruebas que esconde hace ya más de treinta años sobre tu caso y sobre el de Santiago Mari Pesquera, el hijo de Juan Mari Bras, nuestro noble y querido hermano, asesinado en 1976.

No sé si el señor Presidente respondió, ni que fue lo que dijo, si algo dijo. En Río Piedras, tus familiares, tus amigos, insistieron en un reclamo elemental: que se permita conocer las pruebas que mantienen ocultas y que finalmente sean juzgados tus asesinos. Hay que multiplicar esa demanda. Exigirlo día y noche, en todas partes.

Quiero que sepas, Carlos, que tienes una hermosa familia. Allá en Puerto Rico y acá en Cuba, tus dos islas. Una familia que seguirá creciendo y que jamás olvidará.

Hasta Siempre

La Habana, 28 de abril de 2010


.-.-.-

Nuestro perenne compromiso con Carlos Muñiz
Por Andrés Gómez, director de Areítodigital

Vuelve a conmemorarse otro aniversario del asesinato de nuestro compañero Carlos Muñiz Varela, cubano de nacimiento y boricua por devoción, joven y gallardo -tenía entonces 25 años de edad- padre de dos pequeños hijos, un varón y una hembra (quienes hoy tienen más edad que él tenía entonces), y miembro del Comité Nacional de la Brigada Antonio Maceo. Esta vez son treinta y uno los años que han transcurrido desde que en aquella tarde de abril de 1979 terroristas de la extrema derecha cubana, o consortes de éstos, asesinaran a Carlos en San Juan de Puerto Rico.

Escandalosamente, jamás sus asesinos han sido encausados por las autoridades, ni las insulares -las de la colonia-, ni las federales -las de los ocupantes. Aunque el atentado ocurrió a plena luz del día, en una urbanización del municipio de Guaynabo, parte del área metropolitana de San Juan, -con vecinos presentes, quienes, como testigos de los hechos, dieron la información pertinente a los peritos de la policía encargados de la investigación del asesinato.

Desde entonces las autoridades tienen las descripciones físicas de los terroristas. Inclusive, uno de ellos, consciente de su inmunidad, se atrevió a sacar medio cuerpo, a través de una de las ventanillas del automóvil desde el cual dispararon a Carlos, para dispararle un tiro final, para así asegurarse de su muerte. Del auto utilizado también las autoridades tienen la descripción pertinente.

Puerto Rico no es Brasil, ni en área ni en población. Es una isla pequeña y la habitan pocos millones de personas. Y en esa hermosa isla los infames que se dedican al terrorismo no son muchos. Entonces, no debe hacérsele muy difícil al FBI, responsable –entre otras cosas- de salvaguardar el estado de derecho y sobre todo, la paz y la seguridad de los ciudadanos bajo su jurisdicción, la investigación y solución de este asesinato. Especialmente en este caso cuando han transcurrido treinta y un años, tiempo suficiente para ya haber podido saber de sobra quienes fueron los asesinos de Carlos y haberlos encausado ante los tribunales de justicia como las leyes determinan.

Por estos treinta y un largos años, Raúl Álzaga, amigo íntimo de Carlos y miembro de la Brigada Antonio Maceo, con el apoyo de los hijos de Carlos y un número de fieles y consecuentes amigos, se ha dedicado con ahínco a investigar y desenmarañar todo lo relacionado a la conspiración del asesinato de Carlos. Y como otra Maldición Gitana ha conminado a las autoridades pertinentes a cumplir con la justicia. Raúl también ha denunciado de manera constante y rigurosa a través de la prensa y por otras vías a los que asesinaron a Carlos, así como a las autoridades que los han protegido todo este tiempo.

¿Y porqué las autoridades han protegido a los asesinos de Carlos? Muy sencillo. Los asesinos de Carlos son terroristas de la extrema derecha cubana o son consortes de ellos.

Éstos, como son Luis Posada Carriles, Orlando Bosch, Pedro Remón y los demás utilizados por los gobiernos de Estados Unidos en la consecución de su política de terrorismo de Estado en contra de Cuba, desde el punto de vista de los gobiernos de Estados Unidos, son de los buenos, y es así que gozan de la impunidad que les permite cometer odiosos crímenes. Crímenes como el asesinato de Carlos y otros más espantosos como es el de la voladura del avión de Cubana de Aviación en octubre de 1976, en el cual estos monstruos dieron muerte a 74 pasajeros inocentes.

Carlos no murió en vano. Su muerte fue el ara del indisoluble compromiso de sus compañeros y compañeras de la Brigada Antonio Maceo con la causa de la defensa del pueblo cubano. Muchas otras causas sus compañeros hemos avanzado desde entonces. A las mismas causas Carlos se hubiera debido -además de su primordial compromiso con la independencia de Puerto Rico- de no haber sido alevosamente asesinado aquella lejana tarde de abril hace treinta y un años.

No desistiremos en lograr que se haga justicia hasta ver a sus asesinos encausados y condenados por su muerte.

http://www.cubadebate.cu/opinion/2010/04/28/nuestro-perenne-compromiso-carlos-muniz/

Vistas: 36

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

La destructora guerra económica endógena en Venezuela.

Por: Freddy Marcial Ramos.17/08/19Respetables lectoras y lectores.        Lo que está ocurriendo económicamente en el seno de las familias que integran a la sociedad económicamente vulnerable venezolanas, fundamentalmente en los grupos familiares…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 31, 2019.

La Burguesía colombiana cipaya del Gob. Imperial de EUA obliga el desafortunado resurgir de las FARC-EP.

Por: Freddy Marcial Ramos30/06/2019Respetables lectoras y lectores.La interminable “Guerra civil simulada colombiana”, continua transitando el fatídico camino de la constante violación de los Derechos Humanos fundamentales del humilde pueblo hermano…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 30, 2019.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio