HERMES

Federación Internacional de Comunicadores Populares

50 años después de la alfabetización en Cuba

Por Neirlay Andrade
Agencia Venezolana de Noticias


En diciembre de 1961, en una concentración en la Plaza de la Revolución José Martí, Fidel Castro proclamó a Cuba territorio libre de analfabetismo, un compromiso contraído con el pueblo desde el mismo día que el líder cubano realizó su propia defensa en el conocido juicio por los sucesos del 26 de julio de 1953 en el cuartel militar Guillermón Moncada.

En aquella alocución frente a miles de alfabetizadores que participaron en la campaña educadora de 1961, el líder de la revolución cubana recordó las burlas de las que fueron víctimas cuando aseguraron al resto del mundo que lograrían alfabetizar al país al cabo de un año:

“Parecía imposible, porque era realmente difícil cumplir en tan breve espacio de tiempo un cometido semejante. ¡Y es verdad! Aquella habría sido una batalla imposible pero habría sido una tarea imposible para un pueblo que viviera bajo la opresión, habría sido una tarea imposible para cualquier pueblo del mundo, excepto que esa tarea se la hubiese planteado un pueblo en revolución”, enfatizó Fidel.

Un año antes, en 1960 un contingente de Maestros Voluntarios, constituido por 3 mil jóvenes, marchó a las montañas para llevar la educación a los lugares más recónditos de la isla caribeña. En esa campaña fue asesinado por elementos contrarrevolucionarios el maestro voluntario Conrado Benitez. Su nombre presidió la Brigada de Alfabetización del año siguiente, 1961, llevada a cabo por 100 mil jóvenes.

En enero del mismo año de la alocución de Castro, 150 mil compañeras, procedentes de zonas rurales, participaron del Plan de Educación para Campesinas "Ana Betancourt", que las preparó en una actividad para colaborar como agentes activos en la transformación de sus comunidades.

Hoy, cincuenta años después, no solamente es un país plenamente alfabetizado sino que cuenta con la tasa neta de escolarización más alta de América Latina y el Caribe; mientras que los países desarrollados tienen una media ponderada de 95%, Cuba alcanza 99%.

En marzo de 2011, la Organización de Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unicef) presentó el I Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo en el que se destacó el compromiso de la revolución cubana con la educación al resaltar que el grado de compromiso financiero con el sector se ubica en 13, 8% del PNB, a diferencia del resto de la región en donde apenas 40% de los países invierten más de 5%.

El objetivo de enseñanza primaria universal fue cumplido en la última década: 100% de los niños en edad oficial de cursar enseñanza primaria están matriculados en un centro educativo primario o secundario.

La atención y educación de la primera infancia, también cubierta por las políticas estatales de la isla, contemplan factores como por ejemplo, la tasa de mortalidad de menores de cinco años, ubicada en 8%, sólo un punto por encima de la media en los países desarrollados.

Sin embargo, mientras que en estos países del denominado primer mundo la tasa bruta de escolarización pre-primaria es de 79%, Cuba llega al 100%.

La Unicef destacó el programa “Yo sí puedo”, creado en 2003 y que funcionaba ya para 2008 en 12 países latinoamericanos como Bolivia, Venezuela, Nicaragua, Panamá y Ecuador.

La calidad de la educación ha conseguido una cifra récord en la última década, pues más de 50% de los estudiantes consiguieron puntuaciones de nivel 4, el más alto en la escala establecida. Tres veces más que en Argentina y Chile.

Con este dato, la isla se convierte en el país de la región con mayor porcentaje de alumnos calificados con máximas puntuaciones y el de menor porcentaje con puntuaciones de uno o menos.

La lista de triunfos de aquella “batalla de las ideas” propuesta por Fidel Castro hace medio siglo sigue: por cada docente hay nueve alumnos; los niños sin escolarización apenas rondan 0,4% y la tasa de supervivencia en el último año es de 96%.

En un artículo publicado en 2008, titulado “La educación en Cuba”, Castro afirmaba que “el imperialismo aspira a que las mujeres cubanas vuelvan a ser mercancías, objetos de placer y sirvientas de los ricos”, pero la realidad es otra y la paridad de sexos se mantienen en 0,98 puntos, solamente superada por Bolivia (1,00) y Argentina (0,99).

Bajo la consigna, ratificada en 2008, “¡El manantial de la ética revolucionaria es inagotable!”, en 1959 se abrieron 10 mil aulas en un mismo día y 69 cuarteles fueron transformados en escuelas ¿el objetivo? librar una batalla política y cultural “a 90 millas del monstruo imperialista”.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=133079&titular=50-a%F1os...

Vistas: 25

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HERMES para agregar comentarios!

Únete a HERMES

Foro

La destructora guerra económica endógena en Venezuela.

Por: Freddy Marcial Ramos.17/08/19Respetables lectoras y lectores.        Lo que está ocurriendo económicamente en el seno de las familias que integran a la sociedad económicamente vulnerable venezolanas, fundamentalmente en los grupos familiares…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 31.

La Burguesía colombiana cipaya del Gob. Imperial de EUA obliga el desafortunado resurgir de las FARC-EP.

Por: Freddy Marcial Ramos30/06/2019Respetables lectoras y lectores.La interminable “Guerra civil simulada colombiana”, continua transitando el fatídico camino de la constante violación de los Derechos Humanos fundamentales del humilde pueblo hermano…Continuar

Etiquetas: En tiempos de revolución y transformación social, la ética y la moral son impresindibles

Iniciada por Freddy Marcial Ago 30.

HERMES Internacional

          Quienes somos 

Somos un grupo de mujeres y hombres que divulgamos la verdad. Lo hacemos benévolamente para llevar la luz  e informar, cosa que no hacen los grandes medios de la comunicación.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio